Hábitos saludables y fertilidad

El pasado 7 de abril se celebró el Día mundial de la Salud, aunque cualquier momento es bueno para recordar la importancia de adoptar unos hábitos saludables como método para prevenir enfermedades o problemas de salud. Siempre es recomendable llevar un estilo de vida saludable, pero sobre todo en momentos puntuales como, por ejemplo, en el momento en que decidimos buscar un embarazo.

Circulan muchas opiniones acerca de como nuestro estilo de vida y nuestros hábitos de consumo influyen en la fertilidad de mujeres y hombres. Hay ciertos factores de nuestro día a día que pueden corregirse para mejorar nuestra calidad de vida y nuestra fertilidad.

Cambios saludables

Es muy importante mantener unos buenos hábitos alimenticios a lo largo de nuestra vida, no solo para propiciar un embarazo, si no por nuestra salud en general. Lo ideal es optar por alimentos reales, olvidando los procesados, escogiendo así los productos frescos ricos en vitaminas, minerales y antioxidantes, como las frutas y verduras, favoreciendo las verduras de hoja verde ricas en ácido fólico y el pescado azul, de tamaño pequeño, por su aporte de omega3.

El especialista, después de los análisis pertinentes, es el que decidirá si es necesario que se ingiera algún tipo de complemento alimenticio para asegurar que se alcanzan las dosis diarias recomendadas de ácido fólico, vitamina D y yodo, tan importantes para la mujer en esta etapa de su vida.

Mantener un peso saludable es importante durante toda la vida. Sin embargo, en este momento, sobrepasarlo o estar por debajo puede dificultar la posibilidad del embarazo. Tener un peso saludable es un factor importante que puede evitar problemas, también, durante la gestación. La obesidad puede influir negativamente en la ovulación y provocar diabetes gestacional durante el embarazo. Por otro lado, estar por debajo del peso saludable puede alterar la menstruación y afectar al revestimiento uterino, haciendo que el embrión no pueda implantarse.

Practicar deporte de manera regular es una manera estupenda de alejarnos del sedentarismo, y a la vez del sobrepeso y de los efectos negativos del estrés. Y es que el estrés no es bueno para ningún miembro de la pareja, ni en el momento de la concepción, ni nunca. Es importante escucharnos y aprender técnicas que nos ayuden a rebajar la intensidad de estas emociones que muchas veces hacen más difíciles estos procesos.

Los efectos nocivos del tabaco en la salud en general están más que comprobados. A parte de que puede ocasionar enfermedades pulmonares y cardiovasculares, está demostrado que el tabaco es un agente potencialmente dañino para el aparato reproductor femenino y masculino. El consumo de tabaco afecta también a la calidad de los ovocitos y los espermatozoides, hace que pueda aumentar la tasa de abortos y disminuye la fertilidad natural. Por lo tanto, debe evitarse su consumo tanto como el del alcohol, ya que está demostrado que su consumo, sobre todo durante el embarazo, puede afectar de manera negativa al desarrollo del bebé. Se aconseja, también, reducir el consumo de café porque la ingesta de una gran cantidad de cafeína puede producir abortos.

Infertilidad: un problema en aumento

Que la infertilidad es un problema que va en aumento y que cada vez son más las parejas que acuden a las clínicas a realizarse tratamientos, es una realidad que no se puede negar.

El retraso cada vez mayor del momento en que se decide tener un hijo es una de las causas directas que dificultan conseguir un embarazo de forma natural. Nuestro estilo de vida social y laboral han retrasado la edad de ser madre, lo que repercute de manera negativa en la reproducción. Se estima que, a los 30 años, el 95% de las mujeres solo dispone ya del 12% de su reserva ovárica, y a los 40, habrá disminuido hasta un 3%. El aumento en la edad de la mujer afecta, no solo a la cantidad de ovocitos disponibles, si no también a su calidad lo que disminuye sus posibilidades de anidación.

El exceso o la falta de peso, el sedentarismo, el tabaco, el alcohol, el estrés, puede afectar negativamente, como ya hemos señalado con anterioridad a nuestra fertilidad.

En principio, en una pareja joven el embarazo se consigue en un 85% de los casos, durante el primer año en el que se tienen relaciones sexuales sin protección. Por lo tanto, sin que haya problemas de base conocidos que puedan comprometer nuestra fertilidad, se recomienda por parte de los especialistas esperar por lo menos 12 meses antes de acudir a consulta. Ahora bien, estos porcentajes disminuyen cuando la mujer cumple 35 años, por lo que en esos casos se recomienda acudir al especialista una vez pasen 6 meses desde que se comenzó a intentarlo.

Sin embargo, no todo son malas noticias. Según, iviglobaleducation, España es líder en Europa en tratamientos de reproducción asistida. La clave fundamental del éxito de estos tratamientos de reproducción asistida es que España fue pionera en tener una Ley de Reproducción Asistida, en vigor desde 1988. Por supuesto, el gran nivel de los profesionales junto con las clínicas, que ofrecen instalaciones y tecnología médica de vanguardia, hace de nuestro país el destino ideal para las técnicas de reproducción asistida.

Medidas de prevención frente al coronavirus en las clínicas dentales

Ante la pandemia que estamos sufriendo como consecuencia de la propagación del coronavirus o COVID-19, además de la normativa e instrucciones excepcionales adoptadas por el Gobierno Central y Comunidades Autónomas, son numerosos los organismos e instituciones privadas o colegiadas que dentro de su ámbito de actuación han elaborado protocolos de actuación y redactado una serie de medidas preventivas especialmente dirigidas a ese sector. Así es como desde instituciones del ámbito odontológico como el Consejo de Dentistas, la Fundación Dental Española o la Sociedad Española de Ortodoncia han elaborado una serie de recomendaciones o medidas preventivas como modo general de actuación en las clínicas dentales para minimizar y evitar, en la medida de lo posible, los posibles riesgos de contagio. 

Dado que las principales vías de transmisión del virus son a través de gotitas de saliva, tos, estornudos o por contacto directo con las mucosas nasal, ocular u oral, es importante realizar un cuestionario para evaluar la situación del estado general del paciente antes de realizar cualquier actuación profesional. Debido a que la distancia de trabajo en las clínicas dentales es normalmente inferior a un metro de distancia entre profesional y paciente, se aconseja demorar o retrasar cualquier tipo de tratamiento dental, con excepción de los casos que se consideren de urgencia. Esta evaluación inicial debe responder al menos a las siguientes preguntas:

  • ¿Tiene fiebre o la ha tenido en los últimos 14 días? 
  • ¿Ha tenido tos, estornudos o algún problema respiratorio en los últimos 14 días?
  • ¿Ha estado en contacto los últimos 14 días con alguna persona que haya dado positivo en coronavirus? 

En caso de responder positivamente a alguna de estas preguntas se recomienda que no sean tratados. En el supuesto caso de responder negativamente a todas las preguntas, se recomienda medir la temperatura al paciente con un termómetro sin contacto directo, y si en el hipotético caso de que superase los 37,3 º se deberá avisar de un posible contagio.

En el caso de tener que atender a pacientes por alguna urgencia, nosotros os recomendamos que acudáis a la Clínica Smile Me, puesto que ellos son realmente conscientes de la situación complicada que se nos presenta y conocen de primera mano cuales son las medidas que se deberán adoptar, siendo, entre otras, las siguientes medidas de prevención:

  • Programar las visitas de cada paciente, de tal manera que no coincidan varios pacientes en la sala de espera o que mantengan la mayor distancia posible entre ellos.
  • Procurar que cada paciente acuda solo, evitando todo tipo de acompañantes, a excepción de los menores de edad.
  • No estrechar la mano a ningún paciente.
  • Indicar a cada paciente que debe lavar las manos convenientemente a la llegada y salida de la clínica dental.
  • Retirar de la sala de espera periódicos, revistas, libros, cuentos, juegos infantiles, etc.
  • Desinfectar convenientemente y con los productos recomendados tiradores de las puertas, interruptores de la luz, grifos del baño, pantallas, etc. que haya podido tocar el cliente.
  • Ventilar y airear con frecuencia tanto la sala de espera como el box de trabajo, al menos entre un paciente y el siguiente.
  • Desinfectar adecuadamente cualquier paquete, envío, prueba o registro que se haya remitido desde un laboratorio o cualquier otro lugar.
  • Desinfectar convenientemente después de cada uso o después de cada paciente el sillón, taburete, cables, pantallas y por supuesto todo tipo de material e instrumental utilizado durante el tratamiento.
  • Fregar el suelo con agua caliente y lejía o un producto desinfectante adecuado después de cada tratamiento.
  • Es importante desechar de forma adecuada los materiales utilizados durante la consulta o el tratamiento realizado. De forma general se colocarán dentro de una bolsa de plástico cerrada mediante un nudo.

¿Cuáles son las urgencias dentales más comunes?

Por lo general las urgencias dentales están relacionadas con traumatismos, golpes, fracturas o pérdida de alguna o varias piezas dentales. Son muchas las situaciones en las que podemos vernos involucrados con la pérdida de un diente, por ejemplo, practicando deporte, tras una caída, una pelea, un accidente de tráfico, doméstico o de cualquier otro tipo. En este caso es esencial acudir a la consulta de un dentista lo antes posible y llevar con nosotros la pieza dental con el fin de que el especialista intente reimplantarla. 

Otro motivo de urgencia frecuente son los procesos infecciosos, en este caso estos procesos son producto de una caries que lleva demasiado tiempo sin tratamiento y la infección se ha extendido a los nervios causando un dolor muy agudo.

El espacio de almacenaje nunca sobra

Hoy vamos a hablar de algo muy importante en cualquier vivienda que pueda llamarse hogar, el almacenamiento. Y matizo lo de “hogar” porque los típicos apartamentos de playa que normalmente se alquilan a turistas o similares no tienen esa necesidad que sí tienen los hogares familiares, más que nada porque no guardan ni la mitad de productos que guardamos en las viviendas habituales. Ropa de invierno o verano según temporada, herramientas, limpieza, calzado de otras temporadas, mantas, cajas de manualidades, carpetas de documentación y casi cualquier cosa que podamos imaginar puede llegar a necesitar un espacio en casa para ser guardado, de ahí que nunca sobren armarios.

Esa es la frase que más se repite en muchas familias “nunca sobran armarios”, y es verdad. Ahora que también es verdad eso de que cuanto más espacio tienes más guardas, es como la pescadilla que se muerde la cola, pero la realidad es que una casa sin espacio de almacenamiento es un verdadero problema.

Ahora bien, ¿de dónde podemos sacar ese espacio tan necesario? Muchas viviendas de obra nueva tienen unos metros cuadrados muy limitados e incluso algunas viviendas más grandes, que son ocupadas por familias de varios hijos, se pueden llegar a quedar cortas, así que… ¿qué hacemos?

Creemos espacio

Todas las viviendas tienen rincones inútiles que no sabemos cómo utilizar. Tal vez ese espacio que queda debajo de la escalera en viviendas unifamiliares de más de una planta, o ese hueco en la cocina en el que no cabía un armario más, o quizás ese rincón esquinero que ha quedado en el dormitorio al lado de la ventana y en el que no sabe ni siquiera una triste estantería para llenar de libros. Todos esos espacios sin utilizables, pero para ello tenemos que dejar a un lado los muebles estandarizados y pensar en algo más a medida.

Está claro que la mayoría de nosotros no tenemos la economía suficiente como para amueblar toda la vivienda con muebles personalizados, o a medida, y es que hay que tener en cuenta que si encargas un mueble a medida has de pagas el diseño, el material (que normalmente suele ser de gran calidad), las manos del carpintero artesano que lo fabrica y la posterior instalación. Cuando compramos un mueble estándar compartimos el precio del diseño del mismo con todos esos compradores que van a adquirir el mismo producto que nosotros, las manos del artesano carpintero se transforman en maquinaria de fábrica en la mayoría de los casos y los materiales, aunque los hay de mejor y peor calidad, tienden a buscar la economía.

Debido a esto, muchas familias optan por amueblar toda la casa con muebles estandarizados que podemos adquirir en tiendas como Muebles La Fábrica, Ikea, La Mueblería y empresas similares, pero también podemos encargar el interior de los armarios, y muebles a medida para ciertos rincones, que combinen con los ya adquiridos en tiendas como las ya mencionadas. Si hacemos esto, podremos tener una vivienda totalmente amueblada a un coste más o menos asequible y con ciertos muebles a medida que nos permitirán utilizar todos los espacios posibles del hogar.

Los profesionales de Sidón Armarios suelen recomendar encargar a fabricantes especializados los interiores de armarios e incluso las cajoneras que podamos querer instalar en pequeños espacios reducidos en los que el mueble estándar no suele tener cabida.

Cajones, baldas a distinta altura, barras y todo tipo de separadores fabricados a medida para espacios únicos que nos ayudarán a guardar todo aquello que no usamos a menudo y que no queremos tirar. Espacios de almacenaje perfectos para cada casa.

Organiza todo

Y ahora viene la segunda parte. Por mucho espacio de almacenaje que podamos conseguir utilizando cada rincón de la casa, si no tenemos una organización óptima, es muy posible que sigamos teniendo falta de espacio. ¿Por qué? Pues porque esa falta de organización nos hará ir guardando cosas que ya no utilizamos, acumulando productos, ropa, herramientas e incluso objetos de decoración que hemos cambiado por otros y que nos ha dado pena tirar.

Llegado a este punto, y por muy repetitivo que suene ya que todo el mundo la tiene en boca, lo mejor que podemos hacer es seguir los consejos de Marie Kondo. Al menos los más básicos:

  • Haz limpiezas periódicas, no te olvides de lo que tienes guardado.
  • Deshazte de todo aquello que no usas y que tienes guardado “pos si acaso”. Puedes vender o donar todo aquello que esté en buen estado.
  • Limpia por categorías, para tener claro qué ropa guardas, libros, juegos, herramientas, o recuerdos.
  • No te obligues a limpiar todo en un día, es imposible. Organiza todo según armarios o por partes.
  • Olvida el ayer, puede que te dé pena tirar algo pero es cosa del pasado, piensa en el presente y en lo que sí usas ahora. El resto, solo son trastos.

Y sobre todo piensa que una casa es un hogar, y no un trastero donde guardar de todo a toda costa.

Errores más comunes al comprar segunda vivienda

Si pensamos en adquirir una segunda vivienda o casa de vacaciones, por lo general suele pensarse en un sitio tranquilo o retirado del ruido, en el cual podamos descansar con tranquilidad. En Romer Playa creen que hay una serie de errores que cometen muchos compradores que podrían evitarse y que son fácilmente evitables cuando se eligen profesionales o cuidamos ciertos aspectos. Vamos a ver algunos de estos errores y otros que creo son importantes para comprar una segunda vivienda que realmente responsa a lo que necesitamos.

Compras por impulso

Si deseamos una vivienda y la compramos sin mirar sus ventajas e inconvenientes, porque una vez pasamos un día genial en la casa de unas amistades puede terminar siendo una compra equivocada. Sí que es cierto que las segundas residencias suelen ser más baratas que la primera vivienda, pero también hay que pensar la compra que se realiza.

Desconocimiento de la zona

Un buen número de compradores de este tipo de segundas residencias no suele conocer más que al vendedor de la casa o al comercial de la inmobiliaria. Lo mejor en este sentido es poder informarse de la zona con conocidos o buscar comentarios en la red de redes.

Seguro que de esta manera vamos a poder obtener información sobre los riesgos y pegas del lugar, así como de las posibles dudas que podamos tener.

Los costes de mantenimiento

A todos nos gustan las piscinas en verano, pero no olvidemos que todo tiene un coste para su mantenimiento, algo que puede ser una pega cuando no se pasa demasiada parte del año allí. Al igual que las comunidades de apartamentos tienen una serie de gastos de comunidad, también hay que pensar en esto cuando se compra una segunda vivienda.

Ignorar la climatología

El clima también es importante, pues hay sitios donde hay unos cambios importantes en lo climatológico. Además del clima, debemos pensar que si el apartamento que queremos está en un sitio abandonado en otra época del año, los seguros valoran este tema en cuanto al cobro de las anualidades.

Comprar en un sitio que sea popular

El salir de las grandes ciudades para poder ir a la sierra o a la casa de la playa los fines de semana es bastante complicado, lo mismo que volver. Esto debe tenerse en cuenta a la hora de seleccionar que tipo de casa queremos y dónde la queremos.

Ir a una zona que esté muy retirada

Hace unos años se comenzó a poner de moda el vender segundas residencias hasta en otras zonas del planeta. Se decían que estaban próximos al aeropuerto y que se vendían a precios baratos si se comparan con los que se venden en España.

El tomar un avión y el alquiler del coche durante una serie de veces puede parecer al principio entretenido, pero luego puede hacer de ello una experiencia tediosa.

No olvidarse de que la familia puede aumentar

Existen personas que viven solo en el presente. Las familias pueden aumentar en el caso de que haya más hijos. De nada vale comprar un piso de 1 dormitorio si pronto necesitaremos 3.

Comprar algo demasiado grande

Eso sí, si vamos justo al contrario, también hay padres de familia que adquieren una casa de jubilación pensando en que sus hijos o nietos puedan tener cabida, algo que no suele ocurrir más que una semana al año como mucho. En este sentido, compensa alquilar una casa cercana o unas habitaciones en el hotel más próximo.

Valorar el alquiler

En el caso de que solo vayamos a usar la vivienda durante una serie de semanas en la estación estival, hay que hacer números y ver si será más rentable el alquiler de la vivienda que se compra., hacer números y puede ser que sea más rentable el alquiler de una vivienda que adquirirla.

Casarnos con un sitio

No es igual ir a una zona de vacaciones para una semana en verano, que tener que acudir todos los fines de semana al mismo lugar o todos los veranos a la misma urbanización.

Desde aquí deseamos que tu elección se ajuste realmente a tus necesidades, pero teniendo siempre claro que debes pensar en el futuro y adquirir o alquilar en consecuencia. Está claro que tener una segunda residencia también puede ser fuente de muchas satisfacciones, por lo que hay que valorar mucho qué es lo que nos pueden aportar.

Esperamos que todos estos consejos son importantes y pueden ser realmente interesantes para una buena elección, que como siempre recomendamos analizar y no lanzarnos a la compra sin pensar.

El derecho laboral, principal herramienta solicitada por las empresas para hacer frente a la crisis económica para combatir al coronavirus

Vosotros, como nosotros, no os esperabais a principios de este año lo que ha venido ocurriendo en materia sanitaria en España. Estamos padeciendo la mayor crisis desde el final de la II Guerra Mundial en todo el mundo, por lo que no hace falta destacar la situación crítica que están viviendo todos y cada uno de los actores de esta sociedad. Entre ellos, por supuesto, estamos todos y cada uno de nosotros, a los que no solo nos han impedido salir de casa por motivos que ya conocemos, sino que, además, nos han impedido ir a trabajar. Y eso implica consecuencias negativas para otro de los actores sociales: las empresas.

En efecto, estas entidades y todas las personas que las conforman lo están pasando realmente mal a causa del tremendo perjuicio que supone el hecho de haber tenido que cerrar a causa de la pandemia. Esta situación implica una pérdida importante de dinero, ya que el montante que entra en la caja de estas entidades pasa a ser cero. ¿Cuál es la consecuencia de todo esto? Que, de manera inevitable, se ha tenido que despedir a mucha gente, al menos de manera temporal. Y es precisamente de esto de lo que os vamos a hablar en los próximos párrafos.

Las empresas se han encontrado, de buenas a primeras, con una situación realmente inesperada ante la que nadie sabía cómo actuar. Eso les ha llevado a contactar de manera urgente con un abogado que se encuentre especializado en derecho laboral y que les haya podido guiar, teniendo en cuenta también las indicaciones del Gobierno, en este duro transitar que está suponiendo el coronavirus. Los profesionales de una entidad como lo es Trámites Fáciles Santander, que cuentan con personal especializado precisamente en esta área, nos han confirmado que, desde el inicio de la pandemia hace unas semanas, han sido muchas las personas a cargo de empresas las que se han puesto en contacto con ellos.

Y es que los datos que nos está dejando esta enfermedad están siendo realmente espeluznantes. Por supuesto, el más terrible de todos es el del número de muertos y el de contagiados, ya que este tipo de cifras no nos lo esperábamos nadie en absoluto, sin ir más lejos, en este mes de enero. Pero la verdad es que todo lo que tiene que ver con las cifras del COVID-19 va más allá y ha dejado una crisis económica a nivel nacional que puede no tener precedente alguno en nuestra historia.

Vamos a repasar algunas de las cifras que, en materia laboral, nos está dejando la enfermedad:

  • Por una parte, el diario La Vanguardia, el pasado 20 de marzo, publicaba en su página web el número de personas que se han ido al paro de manera temporal solo en la comunidad autónoma de Cataluña. La cifra es superior a las 152.000 personas, algo que supone un 4% del total de trabajadores que se encuentran dentro de los límites de este territorio. Imaginaos los que pueden llegar a ser en el resto de España si extrapolamos esos datos a nivel nacional.
  • El mismo medio, La Vanguardia, menciona las grandes empresas que se han visto obligadas a tener que realizar un ERTE para tratar de mantener su estabilidad económica durante estos momentos de zozobra. Habla del sector automovilístico (empresas como Nissan, Seat, Ford, Mercedes…) del sector de la restauración (Burger King, Beer & Food…) y del de la moda (H&M, Tendam, Mango, Decathlon…). Como vemos, esta pandemia es una auténtico desastre para prácticamente todo el tejido empresarial que actúa no solo en España, sino también en el resto del mundo.

El crecimiento será lento y progresivo

Todos queremos pensar que esta situación va a pasar más temprano que tarde. La verdad es que tenemos que tener un poco de paciencia en los tiempos que corren, ya que en materia económica vamos a tardar más tiempo en recuperarnos que en otro tipo de ciencias como en la sanidad. Venceremos al coronavirus porque nos han mantenido confinados durante varias semanas, pero las consecuencias económicas son de las que perduran… y habrá que tener, como decimos, paciencia hasta que regrese la normalidad al conjunto de nuestras empresas.

Ante todo, tenemos que salir de esta con la lección bien aprendida. Evidentemente, todo el mundo habla de sanidad pública, algo que, desde aquí, defendemos. Pero, por supuesto, esto nos tiene que servir para valorar el trabajo que llevan a cabo las empresas de manera habitual en nuestra sociedad y lo importantes que son para que todos y cada uno de nosotros tengamos una vida lo más plena posible. Es evidente que solo la suma de los esfuerzos de todos y de todas será lo que nos saque de todos y cada uno de los problemas en los que nos hemos metido en las últimas semanas.

Por fin hemos comprendido la relevancia de la limpieza

Las semanas que venimos pasando no son, en absoluto, sencillas. Y sobre todo en un país como el nuestro, que ha sido uno de los grandes afectados a causa de la propagación del coronavirus. La verdad es que nadie nos esperábamos una pandemia como esta. Y ha quedado claro que tenemos muchas cosas que aprender de la misma. No solo hablamos de los estamentos encargados de la gestión del país, sino de todos y cada uno de nosotros. También de las empresas, otro de los actores clave en una sociedad como lo es la española.

En un contexto como el actual, hemos aprendido, parece ser, la importancia que tiene un asunto tan básico pero del que mucha gente suele ‘pasar’ como lo es la limpieza. Más que las mascarillas o que los guantes, la limpieza se ha erigido como la principal manera de combatir al virus y de prevenir su existencia en el seno de una familia o de una vivienda. Son muchas las personas que han sufrido las consecuencias de la pandemia y que podían haber evitado su contagio, y en muchos casos su muerte, de haber tomado unas básicas medidas de limpieza.

Vamos a analizar algunas de las cosas tan simples que los medios de comunicación mencionaban para combatir al COVID-19. Un artículo publicado por el portal web BBC aseguraba que el jabón es el principal medio para destruir al virus puesto que, de alguna manera, consigue atraerlo hacia la superficie de nuestras manos para terminar eliminándolo con el agua que acompaña a ese producto. Se trata de la manera más efectiva para derrotar a la enfermedad. Y, como veis, no es para tanto. Todos tenemos en casa la solución más efectiva para derribar al principal problema que hemos tenido desde la Segunda Guerra Mundial.

Otro artículo, en este caso publicado por el portal web del diario El Confidencial, hablaba de todos los productos que juegan una importancia bastante grande en lo que respecta al combate contra el coronavirus. Entre algunos otros, se mencionan productos que todos y cada uno de nosotros tenemos en casa: jabón, agua, lejía, toallitas, desinfectante de manos… No nos explicamos muy bien por qué en primera instancia no nos quisimos creer este argumento como sociedad cuando lo teníamos tan al alcance de nuestra mano. Y es que está demostrado que estos productos son más efectivos que cualquier vacuna.

Parece ser que, por suerte, con el paso de las semanas hemos adquirido una conciencia mucho más amplia y fiable acerca de cómo podemos derrotar al coronavirus. Y hemos comprendido que la limpieza es uno de los aspectos más importantes, por no decir el que más, dentro de este paquete de medidas que es necesario tomar para ganarle la partida al virus. Los profesionales de una entidad como lo es Stocknet Vallés, especialistas en productos de limpieza, han puesto todo su conocimiento a disposición de sus clientes para propagar la información necesaria para tomar todas las medidas y precauciones de cara a terminar con esta situación.

Lo que hoy es una enseñanza servirá mañana para prevenir

Lo que está ocurriendo con nuestra sociedad en los tiempos que corren tiene que servirnos para mejorar en los próximos años. Y lo tenemos que hacer extensivo a todos y cada uno de nosotros, sin duda. Tenemos que salir de esta con la lección aprendida: la limpieza es un asunto fundamental a la hora de evitar que se propague una pandemia de este estilo. Y si no seguimos este tipo de recomendaciones, estamos seguros que el infierno que venimos viviendo se volverá a repetir.

Creemos que, realmente, la sociedad está tomando nota de todo lo que está sucediendo. La gente que ya tiene una edad cumplirá todas estas medidas de seguridad simplemente por miedo a que se repitan y que su cuerpo pueda padecer las peores consecuencias de la pandemia. La gente que sea más joven, a fin de cuentas, ha visto por primera vez privada su libertad en España y tendrá que tener en cuenta todo lo que hay que hacer para evitar que esto vuelva a suceder. Por la cuenta que les trae. Y si no, es que tenemos un problema social de mayor calado del que nos imaginamos.

Estamos en un momento de nuestra historia en el que tenemos que permanecer atentos a cualquier tipo de mejora que pueda hacer de nuestra vida algo más seguro. Tenemos muchas cosas que aprender, al igual que tenemos muchas cosas en las que fijarnos para no repetir las cosas que condujeron a nuestro país a una Guerra Civil en su día. Y es que el asunto relativo al coronavirus es igual de peligroso que una guerra. Es la guerra incontrolada de un microorganismo que, de reproducirse, pone en un brete todo lo que hemos venido construyendo durante años.