Personas dependientes: hacer de nuestro hogar un sitio más seguro

Los datos que hemos conseguido son bien claros. En España hay un total de 1.346.369 de personas dependientes en agosto de 2020. De ese más de un millón de personas, 234.577 no reciben ninguna prestación a pesar de tener derecho a ella, puesto que han sido reconocidas como dependientes. Si  a estos datos, le sumamos que la pandemia del coronavirus ha tenido un efecto dramático en el sistema de dependiente, pues la imagen del país puede ser dantesco.

El 31 de mayo de 2020 había en España 31.225 personas menos con derecho a una prestación por dependencia que el 29 de febrero del mismo año, cuando comenzó la epidemia en el país. Así que con esto todo está dicho. Lo normal es que estas personas dependientes estén alojados en residencias habilitadas para ello. Ahora bien, como es lógico estos lugares no son gratis. Todo lo contrario. Suelen ser costosos, y esto provoca que muchas familias decidan llevar a estas personas dependientes a sus domicilios. Pero claro, tienen que tener una serie de condiciones y de medidas de seguridad para poder convertir el hogar en un sitio más seguro. Algo que ahora mismo, por suerte, sí que se puede hacer.

En los últimos años, las solicitudes para adaptar baños han crecido un 30% y las adaptaciones de accesos para personas con discapacidad lo han hecho un 23%. Por este motivo, te vamos a dar una serie de recomendaciones para convertir la casa donde tienen que estar nuestras personas con toda la seguridad.  Existen multitud de limitaciones que la edad u otras circunstancias van generando en nosotros y que nos dificultan progresivamente la realización de nuestras actividades cotidianas y de ocio.

Dormitorio

Desgraciadamente, la mayoría de las personas con dependencia pasa el mayor tiempo en sus dormitorios. Por este motivo, hay que apostar por unas habitaciones con toda la seguridad del mundo. Hay que comprar camas articuladas o con una altura que no requiera un esfuerzo extra por parte de la persona en cuestión. “Lo mejor es contar con una cama completamente eléctrica en la que se puede realizar todas las funciones con el mando: levantar espalda, piernas y elevar la cama en altura”, explican desde la empresa Cuidaria, que recuerdan que lo mejor de estas camas es que las puedes alquilar, y así no hacer un desembolso que no sabes por cuánto tiempo la usarás.

En las habitaciones también hay que tener atención con las ventanas y las puertas de los armarios. Hay que poner pomos por asas en los cajones también facilitarán el día a día de una persona con movilidad reducida. No hay que olvidar que no es fácil comunicarse, por lo tanto, lo mejor es colocar un timbre o un llamador para poder estar en contacto.

Baños

Los baños son zonas muy peligrosas paras las personas con dependencia. Al ser un suelo que resbala, donde se cae agua, hay que poner medidas para evitar caídas y golpes. Lo más importante es contar con materiales antideslizantes. Además, interesa cambiar la tradicional bañera por un plato de ducha. También se pueden colocar barras o asideros de sujeción, la adaptación de tazas de inodoro por otras especiales, la eliminación del cierre interior de las puertas o la instalación de mamparas son otras formas con las que podemos estar más tranquilos. Eso sí, mucho cuidado con los objetos que dejamos por el medio.

Cocina

Aunque es cierto que no es el mejor sitio para las personas con dependencia, la cocina también puede ser un lugar peligroso. Lo mejor es que sea espaciosa y sin obstáculos de por medio. Hay que intentar evitar tener sillas o mesas por medio. Hay que adaptar la altura de los muebles será igualmente necesario ayudando a que nuestros mayores tengan a mano todo aquello que necesiten usar con mayor frecuencia. Por supuesto, los fuegos tendrán que tener un control para evitar catástrofes en forma de fuego.

Aunque estos son los sitios más habituales que en una casa hay que amoldar a la nueva situación, el resto de la casa también debe estar adecuada con pequeños detalles que harán la vida más cómoda a las personas dependientes.

Esto supone una inversión de dinero que a veces no es fácil, aunque es cierto que en algunos Gobiernos regionales o en Ayuntamientos conceden subvenciones que pueden aliviar mucho la situación, como por ejemplo ocurre en Castilla y León. Lo mejor es que preguntes en asociaciones o administraciones donde te puedan asesorar. Lo que está claro es que se puede construir un hogar seguro sin tener que acudir a una residencia.

La importancia de unas encías sanas

Nuestro cuerpo es sano. Hay algunos aspectos que siempre reflejan cómo va evolucionando nuestra salud. Dicen que la cara es el espejo del alma, vale, lo compro. Pero también me gustaría incluir que las encías son el reflejo de una buena salud. Y es que, lejos de lo que podemos pensar, esta parte del cuerpo es uno de los mejores termómetros para saber cómo estamos. Hoy, gracias a los apuntes que unos profesionales vamos a conocer un poco más sobre la periodoncia, que es la parte de la odontología que se especializa en los tejidos que rodean el diente, especialmente las encías. La periodoncia previene, diagnostica y trata todas las enfermedades periodontales.

Las enfermedades de las encías son variadas. Van desde una simple inflamación de las encías hasta una enfermedad grave que puede dañar los tejidos blandos y los huesos que sostienen los dientes. En los casos más graves, los dientes se caen, en caso, desde la clínica dental CBlanco nos recomiendan que vayamos tan pronto como aparezcan los primeros síntomas o molestias en las encías con el fin de iniciar el tratamiento de periodoncia más adecuado a tu caso.

Enfermedades de las encías

La Gingivitis es el primer enemigo que nos podemos encontrar en nuestro camino. Aunque es cierto que muchas veces, estos malos compañeros de viajes son por nuestra culpa. El primer síntoma de que comienzas a tener un problema periodontal, en una fase aún reparable con una tartrectomía – limpieza dental. Se trata de una inflamación del llamado tejido gingival que puede hacer estragos en los dientes y huesos en los que se sostienen. La placa bacteriana, los ácidos y ciertos alimentos contribuyen para el desarrollo de la gingivitis. Desde la Clínica dental CBlanco nos recomiendan un par de formas para revertir la enfermedad: el raspado de los dientes y el alisado de la raíz.

El raspado es un tratamiento de periodoncia que se puede hacer manualmente con la ayuda de instrumentos de ultrasonido, para posteriormente utilizar un aparato que remueve la placa bacteriana por medio de vibraciones, removiendo el sarro, la placa y la película bacteriana tanto de la superficie de los dientes como de debajo de la línea de la encía. Posteriormente el dentista emplea instrumentos manuales para retirar los residuos que hayan permanecido en la superficie de los dientes o debajo de la línea de la encía.

Alisado

Por otro lado, también se puede aplicar el alisado radicular. Esto se basa en un raspado cuidadoso de la raíz del diente con el objetivo de reducir la inflamación. El dentista hace el raspado para alisar las áreas irregulares e impedir el crecimiento de la placa y de la película bacteriana. Si la gingivitis no es tratada adecuadamente y a tiempo, desembocará en periodontitis. La periodontitis en fase avanzada con movilidad dentaria puede provocar la pérdida de los dientes.

Implantes dentales

En estos lugares están preparados para que la colocación de implantes dentales no sea una experiencia traumática para los pacientes. Afortunadamente los tratamientos han cambiado mucho y ahora ni duelen ni son caros. Y lo más importante son efectivos en el tiempo. No tendrás que estar acudiendo al dentista cada semana porque tienes problemas con tus implantes.

Lo que está claro es que, como te decíamos antes, estos problemas de encías son creados por nosotros. Hablando claro vienen por una higiene incompleta o insuficiente, por lo que muchos de los tratamientos de periodoncia que se llevan podrían haber sido evitados con una buena higiene bucodental. Eso es lo primero que hay que hacer. Y es que no damos importancia a estos hábitos. Nos damos cuenta de que necesitamos algo cuando ya es demasiado tarde.

Es algo tan simple como cepillarte tus dientes tres veces al día. Ahora bien, luego tienes que acudir a ver a los dentistas al menos dos veces al año para una limpieza más eficiente, que te garantizará no solo unos dientes más blancos, sino también unas encías limpias de sarro en aquellas zonas a las que no puedas acceder completamente con el cepillado manual.

Hoy hemos conocido algo más sobre la importancia de tener unas encías sanas. Ya has visto que un sangrado o un color diferente pueden ser decisivas para indicar si tenemos una enfermedad o no. La verdad es que es una parte de nuestro cuerpo muy visible, y tener unas encías enfermas puede ser un grave problema tanto a nivel social como laboral. No nos cuesta nada mantener una correcta higiene saludo bucodental. ¿Verdad?

Pizarra, un ejemplo de innovación y constancia

España es conocida por muchas cosas. Turismo, gastronomía, deporte pero hay un sector del que somos dominadores en todo el mundo y que creo que merece también ser considerada. Es el sector de la pizarra. Un material que se ha convertido en los últimos años en un distintivo de excelencia de la marca España en el exterior. Y no es para menos, ya que es el país líder dentro del sector y la que más exporta al ámbito internacional.

La pizarra es un material que se utiliza en muchos recursos constructivos. Y se puede comprobar que tiene cada día más presencia fuera de nuestras fronteras, ya que aproximadamente un 90% se destina a exportaciones. Sin ir más lejos, en 2018 se exportaron desde España 453.075 toneladas a 52 países de los cinco continentes. Francia y el Reino Unido son los que más demandaron nuestra pizarra, concretamente 191.513 y 139.818 toneladas respectivamente, y también Alemania, país al que exportamos 59.904 toneladas. Unos datos que nos confirman en la Champions de la pizarra.

Y es que la pizarra es un material de un valor excepcional que surge de la propia naturaleza y cuenta con unas características técnicas inigualables. Pero no seremos nosotros los que hablemos de ello, nos ponemos en contacto con la empresa Ardoises Despagne. “La característica fundamental de la pizarra es la impermeabilidad. La pizarra tiene como característica esencial de asegurar una perfecta impermeabilidad del tejado, la pizarra protege de la lluvia, la nieve, el viento, etc”, aseguran desde este referente en el sector.

Y es que la pizarra es constante y inalterable en el tiempo y resiste perfectamente a la humedad, al viento, la nieve y a las contaminaciones atmosféricas. La utilización de la pizarra es sinónimo de longevidad y muchos edificios antiguos de calidad están cubiertos con este material.

Económica

La utilización de la pizarra como material de cubiertas es una elección mas económica de lo que pueda parecer a primera vista, si tenemos en cuenta la longevidad de la pizarra y el mantenimiento mínimo que necesita. La colocación de la pizarra en si es muy económica, puesto que necesita solamente un gancho o un clavo para colocarla, contrariamente a un producto artificial o de sustitución que necesita complementos especiales y costosos.

Ecológica

Y quizás, en los tiempos que corren, lo más importante es que estamos hablando de un material muy ecológico. La pizarra española es mucho más ecológico que otros materiales de construcción- ¿Por qué? Pues por su bajo impacto ambiental. Está comprobado que la pizarra genera menos dióxido de carbono y consume menos agua y energía en su proceso de producción. Esto representa un bajo gasto energético en comparación con otros materiales de cubierta. Por otro lado, su durabilidad y el potencial de reciclado o regeneración la sitúan como un material idóneo con una larga vida útil que convive en armonía con el entorno.

Y todo esto queda confirmado con la Declaración Ambiental del Producto (DAP), que le confiere un valor añadido de gran importancia en un ámbito cada vez más concienciado con la utilización de elementos sostenibles y respetuosos con el medio natural.

Un poco de historia

Desde  un  punto  de  vista  histórico,  el  uso  de  la  pizarra  en España y en  la  construcción  se retrotrae a épocas muy antiguas, pero fue necesario que el rey Felipe II decidiera cubrir sus  obras  Reales  con  este  material  para  que  se  extendiera  su  uso  como  cubierta  de tejados  y  fachadas.  A  posteriori,  a  partir  de  la  década  de  1960,  el  sector  pizarrero español comenzó a expandirse debido a la mejora de los transportes y el aumento de la demanda de pizarra de los países vecinos al descender la producción interior de los mismos. Esto propició que el sector pizarrero español alcanzara el auge en la década de 1970, momento en el cual comenzaron a surgir numerosas empresas animadas por la eclosión pizarrera.

Una de las primeras relaciones salariales de estos colocadores de pizarra flamencos registró una remuneración de 6.000 Maravedís, en el año 1562, que se mantendrá hasta el primer tercio del siglo XVII.

En el Bierzo transportaban la pizarra desde la estación de ferrocarril situada en San  Miguel  de  las  Dueñas,  un  ejemplo  de  estas  compañías  es  la  antes  mencionada Royal Slate Quarry. Sin embargo, en la comarca de Valdeorras utilizaban el apeadero de tren situado en el ayuntamiento de Carballeda de Valdeorras.

Ya has podido comprobar como a día de hoy, España sigue considerándose líder en el mercado internacional de pizarra. Se encarga de suministrar en torno a 500.000 toneladas de pizarra por todo el mundo, que representan el 85% de la pizarra mundial consumida. Por  otro  lado,  se  observa  la  concentración  geográfica  del  sector  pizarrero localizándose  en  unas  determinadas  zonas  de  explotación,  siendo  las  principales  la Comarca  de  Valdeorras (Ourense),  El  Bierzo  y  La  Cabrera  (ambas  en  Castilla y León), donde podemos encontrar los yacimientos de pizarra más grandes y de mayor calidad a nivel mundial.

Proceso de elaboración

Otro día me gustaría hablar del proceso de elaboración, ya que es muy curioso. Ya que los bloques de pizarra son extraídos de la cantera con ayuda de explosivos y actualmente cortados con hilo diamantado, para luego ser transportados en camiones a las naves de elaboración. Aunque me gustaría narrarlo con más detalle porque sin duda la gente que trabaja en estas cuestiones son todo unos artistas. Ojalá a todas las empresas les vaya muy bien porque se trata de uno de los sectores más importantes de España y que da trabajo ya no a familias, sino a muchos pueblos donde la pizarra se ha convertido en su forma de vida.

En resumen, la pizarra como material para cubiertas es uno de los productos más antiguos utilizados por el hombre. Es uno de los materiales más resistentes y estéticos, con sus sutiles variaciones de tonalidades y texturas. Con su estructura natural y sus características versátiles, la pizarra es y seguirá siendo durante generaciones una preferencia natural de arquitectos, diseñadores y constructores.