Vero Toro

AGRUPA

Limpieza profesional de cristales

Parece fácil. Limpiar cristales no parece revestir demasiada complicación. Basta con un trapo y el producto adecuado y listo: cristales tan limpios y transparentes que parece que no existen. Al menos en la teoría, porque en la práctica, es mucho más fácil dejar rastro de huellas por toda la superficie