Agrupa

shutterstock_526087603(FILEminimizer)

Características fundamentales de un buen psicólogo

El ser un psicólogo bueno no es siempre algo sencillo, pues como nos aseguran los especialistas de psicologozaragoza.net estamos ante una profesión que puede terminando siendo de lo más agobiante y estresante. Estos profesionales lo que hacen es tratar con los problemas de otras, personas, que muchas veces son de gravedad y lo que hacen es ayudarles en la gestión adecuada de las emociones, lo que puede terminar siendo agotador.

¿Qué debe tener un buen psicólogo?

Vamos con los rasgos más importantes…

No tiene que juzgar nunca a su paciente

Durante los años de carrera los psicólogos pueden encontrarse con pacientes que van a pensar distinto a él en bastantes temas. Existen también experiencias que comparten los pacientes que pueden ser poco comprensibles para multitud de personas. El psicólogo sea lo que sea debe entender la situación, aunque no pueda compartir las maneras de actuar o de pensar, nunca deberá imponer lo que él opine.

Accesibilidad

Los pacientes que precisan de ayuda profesional, se encuentran por lo general quejados de malestar emocional y psicológico. Los psicólogos permiten que los pacientes estén cómodos en las sesiones.  De esta manera podrán superar los miedos.

Escucha de manera activa

Los terapeutas tienen que contar con total atención a los pacientes, no solo oyendo lo que se dice, también escuchándole por completo. No se debe interrumpir al paciente en la sesión, puesto que esto no es nada positivo para la conexión entre el paciente y el terapeuta.

Ser autoconsciente y sincero

La relación en lo terapéutico no siempre es sencilla, puesto que los psicólogos son seres humanos con sus propias emociones.

Un buen psicólogo tiene que ser autoconsciente y saber cuándo ha dejado de ser objetivo y lo que hace es basarse en los prejuicios que tiene para prestar ayuda a los pacientes.

Formación continua

Los psicólogos se están formando de manera continua, debiendo ser capaces de entender a los pacientes de la mejor forma posible. Estamos en una sociedad cambiante y los avances tecnológicos cambian nuestra manera de interactuar con los otros.

Ser ético

Los psicólogos no solo deben tener conocimientos a nivel teórico y práctico para desarrollar su profesión, deben también ser conscientes de las limitaciones y recursos, además de los importantes principios en lo ético que tiene su profesión.

La responsabilidad en lo social del profesional hace que deba respetar la propia dignidad de los pacientes, de cara a la preservación y protección de los derechos humanos fundamentales. En cuanto a las obligaciones éticas del psicólogo se pueden encontrar los conocimientos para que se pueda desarrollar el bienestar humano o que se mantenga el secreto profesional.

 Comunicar de manera efectiva

Ya que los psicólogos tratan con individuos, precisan tener el dominio de algunas habilidades de índole interpersonal y habilidades a nivel comunicativo.

Una de las razones por las que hay una óptima relación en lo profesional entre paciente y terapeuta es por la gran comunicación y entendimiento entre los dos, por lo que el profesional deberá tener unos buenos recursos de comunicación para que el mensaje le llegue claramente al paciente.

Ser paciente

De las cualidades más importantes que tiene que tener un terapeuta es la paciencia. En las muchas sesiones puede haber una serie de altibajos en los pacientes, lo que en cierta medida puede llegar a terminar afectando al psicólogo, incluso hasta el punto de que cuestione su propio método de trabajo.

Las relaciones entre los pacientes y los psicólogos no siempre son perfectas y el profesional debe tener tolerancia y paciencia.

Empatía

El terapeuta no solo tiene que mostrarse con paciencia frente al paciente, tendrá que ser también empático. Por lo tanto, se debe poder poner en lugar de la otra persona para saber lo que siente y la forma en la que piensa.

Así es como va a poder entender el tamaño del problema que vive la persona y ayudarle en este sentido. Cuando el psicólogo no logra ser empático, puede llegar a minimizar los problemas que esté viviendo el paciente.

Derivar cuando es necesario

Los psicólogos tienen que entender que no se va a poder ayudar al paciente en todo. De los principios más importantes que existen para ser un buen psicólogo es saber cómo derivar cuando sea preciso.

El psicólogo tendrá que derivar al paciente a otro profesional de tal manera que pueda llegar a beneficiarse de la ayuda que sea proporcionada por otro profesional del campo sanitario, de no ser así incurriría en malas prácticas profesionales.

Como ves, dar con un buen psicólogo también demanda de nosotros una labor de investigación, de esta forma será más fácil dar con el más adecuado.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Más artículos que pueden gustarte

La salud del niño: todos los especialistas que debemos tomar en cuenta

Si queremos que nuestros hijos tengan una vida sana, es fundamental atender la salud integral desde el primer momento. Si bien es cierto que desde el nacimiento el bebé está siendo atendido por profesionales, es importante que a medida que vaya pasando el tiempo, se vayan atendiendo otros aspectos importantes que son necesarios para un crecimiento y desarrollo óptimo.

Reconoce si lo que ves en Instagram está afectando tu autoestima

Las redes sociales han modificado la manera que tenemos de relacionarnos con los demás, con el mundo y con nosotros mismos, hasta el punto que no sabemos concebir nuestra vida sin ellas. Son herramientas inicialmente neutras, es decir que cada persona puede usar de una forma diferente, con diferentes consecuencias.

¿Cómo retomar tus estudios en la universidad? Nunca es tarde para obtener tu título

Se dice que el curso natural de la vida es dejar el colegio y comenzar con  nuestros estudios universitarios siendo jóvenes. De hecho, hace algunos años, matricularse en una carrera universitaria después de los 30 era muy poco común y hasta podía verse como algo inviable. Gracias al paso del tiempo, esto ha cambiado mucho y ahora la sociedad tiene una mente más abierta e inclusiva, por lo que la edad ya no es impedimento ni razón de prejuicio para hacer lo que se quiera.

El fruto seco más completo

A pesar de que el pistacho es un fruto seco que no gusta a todo el mundo, podríamos decir que sí gusta a la mayoría y eso es un plus a su favor, y al nuestro, ya que es uno de los más completos del mundo, tanto por su sabor como por todas sus propiedades saludables. Hasta hace relativamente pocos años se comían a modo de aperitivo o tentempié únicamente pero ahora podemos encontrar incluso deliciosos helados de pistacho que hacen que los paladares más exquisitos se derritan del gusto.