El turismo español, referencia en la formación y desarrollo de buenos profesionales

Las características geográficas de un país como España hacen que este sea un lugar propicio para el turismo. En efecto, en España contamos con las mejores playas del mundo, con un clima privilegiado, con una historia realmente potente y también con varios de los sistemas montañosos más importantes de toda Europa, lo que hace que el turismo de invierno también sea muy importante en el interior de nuestras fronteras. Este maremágnum de situaciones nos convierte en una potencia turística de nivel mundial. Y es que nuestro país no tiene nada que envidiar a otros en este sentido. 

Los datos que manejamos corroboran todas y cada una de las cuestiones de las que estamos hablando. En concreto, una noticia que fue publicada en el portal web especializado Hosteltur el 20 de marzo de este mismo año indicaba que la aportación al PIB del turismo había crecido un 1,3% en apenas tres años, algo que pone de manifiesto toda esa importancia turística de la que estamos hablando y que beneficia de un modo extraordinario a la economía de nuestro país. Es evidente que esto tiene un efecto muy positivo sobre el modo de vida que tenemos en España. 

Hemos querido rescatar otra noticia del portal web Hosteltur para asegurar que el sector turístico es el que más aporta, el más importante, en lo que respecta al PIB nacional. Y es que el turismo aporta 176.000 millones de euros al bolsillo de nuestro Estado. En otras palabras, ya es más importante que un negocio como lo es la construcción, que ha sido básico para la economía española desde hace más de 50 años. Esto son palabras mayores que dejan claro que la industria turística ha venido para quedarse. Y es que, según hemos estado viendo durante los últimos tiempos, sigue y sigue creciendo el número de turistas que nos visitan cada año. 

En pleno año 2020, necesitamos tener clara una cuestión: ya no sólo vale con tener las mejores playas, las mejores ciudades y las mejores montañas. Ahora también es imprescindible disponer de los mejores recursos humanos para hacerte nuestro país sea de obligada visita para todos aquellos turistas extranjeros que se marchan de sus naciones para disfrutar de sus vacaciones. En España somos conscientes de este tema y por eso hay muchas entidades encargadas de formar a los jóvenes en todo y lo que tiene que ver con la materia turística. Los profesionales de Formatic Barcelona, una entidad dedicada precisamente a este tipo de cuestiones, nos han comentado que cada vez hay una mayor demanda de estudios relacionados con el turismo, lo cual es una buena noticia para continuar haciendo de nuestro país una referencia turística a nivel mundial. 

El turismo es un negocio seguro 

La dedicación de cada vez más gente a la actividad y al negocio turístico hace que este sea uno de los sectores más beneficiosos y más rentables de todos cuantos operan en España. Podríamos decir que el turismo es un negocio seguro y es por eso por lo que mucha gente ha decidido poner sus miras en él. No nos extraña en absoluto y, de hecho, el disponer de una buena calidad en lo que se refiere a los recursos humanos contribuye de una manera sustancial a que los turistas extranjeros no sigan visitando sin descanso, mejorando los registros de gasto y de llegadas año tras año. 

Conseguir esto no ha sido una tarea fácil. Ha requerido de una importante inversión en materia educativa y formativa de todas esas personas que ahora se dedican al negocio turístico. Estamos recogiendo los frutos de actividades que empezamos a cosechar hace muchos años. Esta es la explicación de la enorme salud de la que goza el sector en la actualidad. Y es que este debería ser un ejemplo del que se nutran todos los sectores, todas las empresas y todas esas personas que forman parte de la sociedad española. Sería una de las mejores maneras para garantizar el éxito de todos y cada uno de los negocios que se han levantado aquí. 

El éxito no siempre se puede conseguir a corto plazo. De hecho, eso no es lo habitual. Requiere del trabajo de muchos años y del esfuerzo de muchas personas. Pero tenemos que tener claro que todo termina llegando y que el tiempo nos pone a cada uno en nuestro sitio. Eso es lo que ha ocurrido con el turismo español, una referencia no solo para nuestra economía, sino para todos los sectores turísticos de otros países del mundo, algunos de ellos incluso más desarrollados que España. Desde luego en sector turístico español es un ámbito del que nos tenemos que sentir muy orgullosos y orgullosas. Cita actividades fueran como la turística, estamos convencidos de que nuestro país sería la primera potencia de este mundo.

El sol, un elemento comercial más

Aunque el tiempo en nuestro país cada vez es más variable, cuando el verano comienza a llegar, antes o después acaba por establecerse y eso lo notamos. Uno de los primeros efectos que a todos nos llega es el famoso cambio de hora.

Con ello, lo que sucede es que todos los ciudadanos podemos contar con más horas de sol al día, por lo que el horario laboral deja de limitarnos. Desde las 8 de la mañana hasta pasadas las 9 habrá suficiente claridad para que se puedan realizar este tipo de actividades que no podemos realizar en época invernal.

Todas esas horas solares que se van ganando hasta el mes de junio, están sin duda acompañadas por el aumento de las temperaturas, lo que hace que sea una combinación perfecta cuando se quiere disfrutar de nuestro ocio.

Una buena época para muchos negocios

Ese aumento de la cantidad de horas de luz y la llegada del calor, terminan siendo un arma de lo más importante en multitud de negocios en nuestro país. No hay que olvidar que en España acostumbramos a salir de cañas a poco que el tiempo sea buena.

Por todo ello es fácil darse cuenta que el gran número de españoles que tienen negocios de hostelería no son casualidad. Por todo ello es fundamental que haga sol y que el buen tiempo aparezca.

No solo son los bares los que se ven beneficiado de las mayores de luz. Debemos saber que la mejoría del tiempo también colabora y de qué manera a que aumente el consumo en muchos sectores, lo que hace que multitud de tiendas y negocios salgan beneficiados de la situación. El caso es que, una incidencia mayor en la luz solar también va a implicar algunas necesidades.

Una de las primeras es comprar un buen toldo, que es un producto que como aseguran los especialistas de Toldos Clot, sin duda termina colaborando a que el exceso de sol no termine siendo perjudicial al negocio. Recordemos, que la falta de sol tiene tanto peligro como la falta del mismo.

Los peligros solares

No hay que olvidar que el sol es peligroso. Cuando estamos expuestos por tiempo prolongado al sol, hay problemas que pueden aparecer como el cáncer de piel. En este sentido, la luz del sol puede también encontrarse detrás de que diversos objetos que se puedan tener en un negocio lleguen a perder el color y terminen quedando obsoletos y fuera del mercado.

Todos estos motivos son los que hacen fundamental el contar con un toldo lo bastante bueno en cuanto a calidad para que pueda aislarnos del sol en muchos momentos del día donde no es lo más adecuado.

En el mercado hay todo clase de soluciones para poder acceder a este tipo de protección, pues es de vital importancia, tanto con las tiendas o comercios como para los propios clientes como sucede en los bares.

El contar con elementos de calidad es bastante importante para poder lograr la confianza que se desea en un negocio. En los bares es evidente que es importante que la terraza tenga unas buenas condiciones de cara a poder atraer a los clientes.

El caso es que para los clientes este aspecto también es importante. No olvidemos las grandes pérdidas que se producen muchas veces debido a la decoloración de los productos, que pueden ser realmente importantes.

Como decíamos antes, el verano se aproxima y en cuanto queremos verlo, ya lo tenemos con nosotros y con el sol como compañero. Es meridiano que hay multitud de negocios que buscan la llegada de la época estival para dar ese impulso económico a su negocio.

Eso sí, conviene no olvidar que el verano también tiene una serie de peligros de los que hay proteger. Los toldos en este sentido, suponen una estimable ayuda con la que combatir los rigores de esta época del año donde también el tiempo nos condiciona y de alguna manera manda.

Así que ya sabes, si quieres disfrutar del beneficio del sol en tu negocio, pero no quieres sufrir las inclemencias del mismo, un toldo es una solución de lo más adecuada, la cual puedes combinar con aire acondicionado u otras fórmulas, dependiendo de lo que necesites.

Lo que está claro, es que ningún negocio debe sufrir el castigo solar si se puede evitar, por lo que los toldos llevan siendo muchos años todo un aliado silencioso y vistoso de todo negocio que se precie.

Ahora eres tú el que tienes que elegir si deseas uno y de qué tipo, ¿no?

El derecho laboral, principal herramienta solicitada por las empresas para hacer frente a la crisis económica para combatir al coronavirus

Vosotros, como nosotros, no os esperabais a principios de este año lo que ha venido ocurriendo en materia sanitaria en España. Estamos padeciendo la mayor crisis desde el final de la II Guerra Mundial en todo el mundo, por lo que no hace falta destacar la situación crítica que están viviendo todos y cada uno de los actores de esta sociedad. Entre ellos, por supuesto, estamos todos y cada uno de nosotros, a los que no solo nos han impedido salir de casa por motivos que ya conocemos, sino que, además, nos han impedido ir a trabajar. Y eso implica consecuencias negativas para otro de los actores sociales: las empresas.

En efecto, estas entidades y todas las personas que las conforman lo están pasando realmente mal a causa del tremendo perjuicio que supone el hecho de haber tenido que cerrar a causa de la pandemia. Esta situación implica una pérdida importante de dinero, ya que el montante que entra en la caja de estas entidades pasa a ser cero. ¿Cuál es la consecuencia de todo esto? Que, de manera inevitable, se ha tenido que despedir a mucha gente, al menos de manera temporal. Y es precisamente de esto de lo que os vamos a hablar en los próximos párrafos.

Las empresas se han encontrado, de buenas a primeras, con una situación realmente inesperada ante la que nadie sabía cómo actuar. Eso les ha llevado a contactar de manera urgente con un abogado que se encuentre especializado en derecho laboral y que les haya podido guiar, teniendo en cuenta también las indicaciones del Gobierno, en este duro transitar que está suponiendo el coronavirus. Los profesionales de una entidad como lo es Trámites Fáciles Santander, que cuentan con personal especializado precisamente en esta área, nos han confirmado que, desde el inicio de la pandemia hace unas semanas, han sido muchas las personas a cargo de empresas las que se han puesto en contacto con ellos.

Y es que los datos que nos está dejando esta enfermedad están siendo realmente espeluznantes. Por supuesto, el más terrible de todos es el del número de muertos y el de contagiados, ya que este tipo de cifras no nos lo esperábamos nadie en absoluto, sin ir más lejos, en este mes de enero. Pero la verdad es que todo lo que tiene que ver con las cifras del COVID-19 va más allá y ha dejado una crisis económica a nivel nacional que puede no tener precedente alguno en nuestra historia.

Vamos a repasar algunas de las cifras que, en materia laboral, nos está dejando la enfermedad:

  • Por una parte, el diario La Vanguardia, el pasado 20 de marzo, publicaba en su página web el número de personas que se han ido al paro de manera temporal solo en la comunidad autónoma de Cataluña. La cifra es superior a las 152.000 personas, algo que supone un 4% del total de trabajadores que se encuentran dentro de los límites de este territorio. Imaginaos los que pueden llegar a ser en el resto de España si extrapolamos esos datos a nivel nacional.
  • El mismo medio, La Vanguardia, menciona las grandes empresas que se han visto obligadas a tener que realizar un ERTE para tratar de mantener su estabilidad económica durante estos momentos de zozobra. Habla del sector automovilístico (empresas como Nissan, Seat, Ford, Mercedes…) del sector de la restauración (Burger King, Beer & Food…) y del de la moda (H&M, Tendam, Mango, Decathlon…). Como vemos, esta pandemia es una auténtico desastre para prácticamente todo el tejido empresarial que actúa no solo en España, sino también en el resto del mundo.

El crecimiento será lento y progresivo

Todos queremos pensar que esta situación va a pasar más temprano que tarde. La verdad es que tenemos que tener un poco de paciencia en los tiempos que corren, ya que en materia económica vamos a tardar más tiempo en recuperarnos que en otro tipo de ciencias como en la sanidad. Venceremos al coronavirus porque nos han mantenido confinados durante varias semanas, pero las consecuencias económicas son de las que perduran… y habrá que tener, como decimos, paciencia hasta que regrese la normalidad al conjunto de nuestras empresas.

Ante todo, tenemos que salir de esta con la lección bien aprendida. Evidentemente, todo el mundo habla de sanidad pública, algo que, desde aquí, defendemos. Pero, por supuesto, esto nos tiene que servir para valorar el trabajo que llevan a cabo las empresas de manera habitual en nuestra sociedad y lo importantes que son para que todos y cada uno de nosotros tengamos una vida lo más plena posible. Es evidente que solo la suma de los esfuerzos de todos y de todas será lo que nos saque de todos y cada uno de los problemas en los que nos hemos metido en las últimas semanas.

El teletrabajo, una fórmula de trabajo que es tendencia a causa del COVID-19

La crisis provocada por el coronavirus ha obligado a muchas personas a cambiar sus hábitos y sus estilos de vida. Desde luego, a nadie se le escapa el hecho de que la vida ya no es igual ahora que hasta hace tan solo tres o cuatro meses. Nuestra salud está mucho más amenazada debido al alto volumen de contagios que se ha venido produciendo en los últimos meses. Y nuestra economía también lo está. Y, si no somos capaces de actuar, tendremos una crisis que será bastante peor que la que tuvimos allá por el 2008.

La llegada del COVID-19 ha obligado a la gran mayoría de las empresas de nuestro país a cerrar sus puertas, al menos de manera momentánea. Algunas han podido seguir en activo gracias a la oportunidad que nos brinda la tecnología, que ha sido la mejor salvaguarda de la economía española desde que empezara este año 2020. Y seguro que para esas empresas, el simple hecho de poder seguir ejerciendo su actividad ha sido una gran ventaja. Y es que el que ha estadio preparado ha podido seguir dirigiendo su negocio durante estas semanas.

Una noticia que fue publicada por el diario El País en marzo de este mismo año aseguraba que el coronavirus estaba forzando a las empresas de nuestro país a acelerar el teletrabajo. Pero la noticia también planteaba un problema: el que se deriva de que no todas las empresas nacionales estaban preparadas para eso ni contaban con la ciberseguridad que es tan importante a la hora de acometer ese tipo de cuestiones. Por eso es importante que se empiece a llevar a cabo la transición hacia una sociedad en la que todas las empresas estén tecnologizadas.

Una noticia que también vio la luz durante el pasado mes de marzo, aunque en este caso lo hizo en el portal web del diario Expansión, se hacía la pregunta de cuántos trabajadores con teletrabajo había en España. Nuestro país, España, tenía un 4’3% de incidencia de teletrabajo en el mercado laboral, estando lejos de países como Francia o Bélgica, que suman un 6,6%, y muy por debajo del 14% de los Países Bajos, el 13’3% de Finlandia o el 11% de Luxemburgo. Esos países, desde luego, han tenido la posibildiad de enfrentarse con más determinación a la batalla contra el coronavirus, al menos en lo que se refiere al impacto económico de la pandemia.

La transición del trabajo físico al teletrabajo que ha sido provocada por el coronavirus no ha sido igual de fácil en todo el mundo. En España, tenemos que reconocerlo, hemos tenido muchos problemas en este sentido, pero se trata de problemas que tienen solución. Son muchas las empresas que han decidido implantar esta modalidad de trabajo en los últimos meses, según nos han indicado los profesionales de Inforges, una entidad que viene trabajando en garantizar ese servicio. Pero desde dicha entidad también nos han lanzado una advertencia: todavía quedan muchas empresas por sumarse a este cambio en nuestro país. Quizá demasiadas.

Un medio de reducir costes fijos

Uno de los costes fijos a los que más temen las empresas es el coste del alquiler o compra de un terreno o espacio en el que sus empleados se reúnan para trabajar. Es evidente que una empresa dedicada a la producción de vehículos no tiene la posibilidad de cambiar este modelo de producción, pero lo que sí es cierto es que empleos que se están realizando en oficinas son idóneos para adaptarse (y cuanto antes, mejor) a esta nueva fórmula para trabajar. A esta nueva realidad.

La verdad es que estamos convencidos de que, tarde o temprano, el teletrabajo terminará convirtiéndose en una realidad para la mayor parte de las empresas de este país. La llegada del coronavirus ha tenido un efecto que ha acelerado el proceso, pero es evidente que solo es el principio de una oleada de llegadas de empresas a esta nueva y revolucionaria manera de trabajar. Y es que está más que comprobado que las empresas que lo están implementando están consiguiendo objetivos de peso. Para cuando las demás se incorporen, ellas ya serán expertas en la materia. Y eso les puede reportar ventajas competitivas más que interesantes.

Y es que la reducción de los costes de alquiler o compra de unas oficinas es solo el principio. Pensemos, por ejemplo, en la motivación de los empleados y empleadas. Trabajar desde casa es una manera bastante interesante para permitir compaginar la vida laboral con la personal. Y todos y todas sabemos que, cuando eso sucede, la felicidad aumenta en esa persona. A su vez, ese empleado o empleada se convierte en alguien mucho más productivo. ¿No merece la pena, aunque sea, intentarlo? Desde luego que sí. Y muchas son las empresas que ya se han dado cuenta de ello.

Pizarra, un ejemplo de innovación y constancia

España es conocida por muchas cosas. Turismo, gastronomía, deporte pero hay un sector del que somos dominadores en todo el mundo y que creo que merece también ser considerada. Es el sector de la pizarra. Un material que se ha convertido en los últimos años en un distintivo de excelencia de la marca España en el exterior. Y no es para menos, ya que es el país líder dentro del sector y la que más exporta al ámbito internacional.

La pizarra es un material que se utiliza en muchos recursos constructivos. Y se puede comprobar que tiene cada día más presencia fuera de nuestras fronteras, ya que aproximadamente un 90% se destina a exportaciones. Sin ir más lejos, en 2018 se exportaron desde España 453.075 toneladas a 52 países de los cinco continentes. Francia y el Reino Unido son los que más demandaron nuestra pizarra, concretamente 191.513 y 139.818 toneladas respectivamente, y también Alemania, país al que exportamos 59.904 toneladas. Unos datos que nos confirman en la Champions de la pizarra.

Y es que la pizarra es un material de un valor excepcional que surge de la propia naturaleza y cuenta con unas características técnicas inigualables. Pero no seremos nosotros los que hablemos de ello, nos ponemos en contacto con la empresa Ardoises Despagne. “La característica fundamental de la pizarra es la impermeabilidad. La pizarra tiene como característica esencial de asegurar una perfecta impermeabilidad del tejado, la pizarra protege de la lluvia, la nieve, el viento, etc”, aseguran desde este referente en el sector.

Y es que la pizarra es constante y inalterable en el tiempo y resiste perfectamente a la humedad, al viento, la nieve y a las contaminaciones atmosféricas. La utilización de la pizarra es sinónimo de longevidad y muchos edificios antiguos de calidad están cubiertos con este material.

Económica

La utilización de la pizarra como material de cubiertas es una elección mas económica de lo que pueda parecer a primera vista, si tenemos en cuenta la longevidad de la pizarra y el mantenimiento mínimo que necesita. La colocación de la pizarra en si es muy económica, puesto que necesita solamente un gancho o un clavo para colocarla, contrariamente a un producto artificial o de sustitución que necesita complementos especiales y costosos.

Ecológica

Y quizás, en los tiempos que corren, lo más importante es que estamos hablando de un material muy ecológico. La pizarra española es mucho más ecológico que otros materiales de construcción- ¿Por qué? Pues por su bajo impacto ambiental. Está comprobado que la pizarra genera menos dióxido de carbono y consume menos agua y energía en su proceso de producción. Esto representa un bajo gasto energético en comparación con otros materiales de cubierta. Por otro lado, su durabilidad y el potencial de reciclado o regeneración la sitúan como un material idóneo con una larga vida útil que convive en armonía con el entorno.

Y todo esto queda confirmado con la Declaración Ambiental del Producto (DAP), que le confiere un valor añadido de gran importancia en un ámbito cada vez más concienciado con la utilización de elementos sostenibles y respetuosos con el medio natural.

Un poco de historia

Desde  un  punto  de  vista  histórico,  el  uso  de  la  pizarra  en España y en  la  construcción  se retrotrae a épocas muy antiguas, pero fue necesario que el rey Felipe II decidiera cubrir sus  obras  Reales  con  este  material  para  que  se  extendiera  su  uso  como  cubierta  de tejados  y  fachadas.  A  posteriori,  a  partir  de  la  década  de  1960,  el  sector  pizarrero español comenzó a expandirse debido a la mejora de los transportes y el aumento de la demanda de pizarra de los países vecinos al descender la producción interior de los mismos. Esto propició que el sector pizarrero español alcanzara el auge en la década de 1970, momento en el cual comenzaron a surgir numerosas empresas animadas por la eclosión pizarrera.

Una de las primeras relaciones salariales de estos colocadores de pizarra flamencos registró una remuneración de 6.000 Maravedís, en el año 1562, que se mantendrá hasta el primer tercio del siglo XVII.

En el Bierzo transportaban la pizarra desde la estación de ferrocarril situada en San  Miguel  de  las  Dueñas,  un  ejemplo  de  estas  compañías  es  la  antes  mencionada Royal Slate Quarry. Sin embargo, en la comarca de Valdeorras utilizaban el apeadero de tren situado en el ayuntamiento de Carballeda de Valdeorras.

Ya has podido comprobar como a día de hoy, España sigue considerándose líder en el mercado internacional de pizarra. Se encarga de suministrar en torno a 500.000 toneladas de pizarra por todo el mundo, que representan el 85% de la pizarra mundial consumida. Por  otro  lado,  se  observa  la  concentración  geográfica  del  sector  pizarrero localizándose  en  unas  determinadas  zonas  de  explotación,  siendo  las  principales  la Comarca  de  Valdeorras (Ourense),  El  Bierzo  y  La  Cabrera  (ambas  en  Castilla y León), donde podemos encontrar los yacimientos de pizarra más grandes y de mayor calidad a nivel mundial.

Proceso de elaboración

Otro día me gustaría hablar del proceso de elaboración, ya que es muy curioso. Ya que los bloques de pizarra son extraídos de la cantera con ayuda de explosivos y actualmente cortados con hilo diamantado, para luego ser transportados en camiones a las naves de elaboración. Aunque me gustaría narrarlo con más detalle porque sin duda la gente que trabaja en estas cuestiones son todo unos artistas. Ojalá a todas las empresas les vaya muy bien porque se trata de uno de los sectores más importantes de España y que da trabajo ya no a familias, sino a muchos pueblos donde la pizarra se ha convertido en su forma de vida.

En resumen, la pizarra como material para cubiertas es uno de los productos más antiguos utilizados por el hombre. Es uno de los materiales más resistentes y estéticos, con sus sutiles variaciones de tonalidades y texturas. Con su estructura natural y sus características versátiles, la pizarra es y seguirá siendo durante generaciones una preferencia natural de arquitectos, diseñadores y constructores.