El turismo después de la pandemia

El turismo es una de las industrias más importantes de España. A nivel mundial, nuestro país tiene varios destinos ideales para cualquier turista, por lo que es una parada que muchos quieren hacer y disfrutar; nuestra cultura, la belleza de nuestros paisajes, nuestra gastronomía y nuestros vinos, son aspectos que llaman la atención de miles de viajeros anualmente.

El problema es que la pandemia mundial producida por el Covid-19 afectará el turismo, no solamente en España, sino en todo el mundo. Sin embargo, por la importancia económica que tiene el turismo en nuestro país, es algo que debemos saber cómo afrontar, de forma que pasado el peligro y cuando la situación sea mucho más llevadera, podamos impulsar el turismo tanto interno, como de extranjeros.

España es el segundo país más visitado por turistas, y se calcula que motivada a caída del turismo, la economía española pierde un estimado mínimo de 100 millones de euros. La industria del turismo en España supone el 12% de nuestra riqueza nacional y el 13% del empleo, lo que significa, que de no lograr repuntar en un futuro no tan lejano, la situación económica se verá agudizada.

Sin embargo, no hay que enfocarse en lo negativo, es cierto que este 2020 es prácticamente imposible de recuperar, puesto que el turismo mundial dependerá no solamente del control que cada país decida, sino también de la confianza de los turistas en salir y conocer diferentes países, con una serie de restricciones tanto de espacios físicos como de cantidad de personas que puedan viajar juntos, mientras se hace más controlable la situación del virus.

España como destino turístico

Para poder impulsar la industria, tenemos que pensar en cómo afrontar el turismo para finales de año y comienzos del próximo, por ello, conversamos con el equipo de  HotelUP Consulting, quienes compartieron con nosotros las claves para comprender el turismo post pandemia.

  • Turismo Local

El turismo local será indispensable para comenzar a levantar la industria. Viajar internamente será la solución para quienes quieran salir de sus respectivas ciudades, sin embargo, es importante que comprendamos la importancia que tendrá el hacerlo en los próximos meses. No solamente se trata de salir a conocer ambientes nuevos, sino que impulsando el turismo local, le permitimos a cada comunidad, empezar a levantarse de cara a sus próximas temporadas altas.

Otro aspecto importante en el impulso de turismo local es el uso de las redes sociales como herramientas comunicacionales. ¿A qué nos referimos? Al movimiento de redes en pro a dar a conocer el destino, los lugares a conocer, las medidas de seguridad que se toman, mostrar imágenes de los monumentos naturales o arquitectónicos. Convertirnos en embajadores del lugar que estamos descubriendo, para que nuestra experiencia, pueda llegar a más y más personas, de forma que muchas otras quieran conocer el lugar.

También debemos mencionar que el turismo local no debería ser solamente impulsado para lograr la visita del extranjero, por el contrario, mientras más viajes hagamos en nuestra tierra, mejores embajadores de ella seremos. Por eso, es importante no dejar el turismo local de lado y siempre que podamos, perdernos en un punto diferente de la geografía española.

  • La seguridad

Si bien es cierto que las medidas de seguridad aeroportuarias son mundialmente conocidas y que muchos de nosotros las conocemos, el Covid-19 traerá también cambios en el aspecto de la seguridad en los aeropuertos.  Se prevé que habrá controles sanitarios adaptables a cada país dependiendo de sus políticas propias, sin embargo, hemos de suponer que mientras se normaliza la situación, los aeropuertos y aerolíneas deberán sumarse al uso de tapabocas guantes.

Otra de las medidas que se han propuesto, es la de dejar un asiento libre entre pasajeros. Sin embargo, las aerolíneas han manifestado que esto no es rentable para ellas, por lo que, se deberá tener más clara la situación con respecto al cómo se viajará de ahora en adelante.

Es importante que las medidas de seguridad sean comunicadas de una forma sencilla y amigable, tanto para el turista local como para el turista extranjero. Lo primordial es que vengan y si los controles de seguridad son extremos o muy invasivos, es probable que el turista decida cambiar de destino. Por lo que, si bien es cierto que deben aplicarse y respetarse, también debe considerarse la forma de hacerlo, para que aún teniendo controles periódicos, el turista no se sienta agobiado por la situación.

  • Promoción constante

La publicidad es un arma maravillosa cuando se refiere al turismo y ahora más que nunca debemos trabajar en campañas que incentiven al turista a conocer nuevos destinos. Sin embargo, debemos ser conscientes de que en este momento lo más importante es la salud de todos en el mundo, y que quedarnos en casa hasta que la situación se haya controlado es lo primordial. Cuando esta situación mejore, tendremos todo el tiempo del mundo para hacer turismo y descubrir todos los lugares maravillosos que tiene España para compartir.

El enfoque publicitario debe dirigirse a la empatía como primera bandera y es que lo primordial es hacerle sentir al turista tanto español como extranjero, que nuestra prioridad es cuidarle y regalarle maravillosos momentos. Para esto, desde el ministerio de Industria, Comercio y Turismo, se creó para redes sociales la campaña “España te espera”, en la que le garantizamos al visitante que no importa el tiempo que pase, estaremos aquí cuando decida venir a conocer nuestro país.

Un punto a favor del turismo en España es que el sistema de salud, es bien apreciado por el turista extranjero. Por lo que garantizar una buena atención sanitaria al turista también es una forma de atraerlo, en este aspecto cada comunidad autónoma con sus políticas propias debe impulsar y mostrar las ventajas de viajar a su destino en casos de accidentes o de contagio.

Cambios en la industria del turismo

            A medida que se levantan las restricciones y podemos empezar la vuelta a la realidad, en el turismo habrá que darle atención a ciertas cosas que capaz hace 6 meses no eran tan importantes.

  • Limpieza: Los espacios que reciben muchas personas al día, como los restaurantes, bares, tiendas, museos, monumentos, etc, no solo deberán limpiarse con mayor frecuencia, sino que también deben desinfectarse constantemente, y estos procedimientos son cosas distintas. Los protocolos de limpieza deben ser modificados para adaptarse a los nuevos tiempos y a las nuevas necesidades post pandemia. La recomendación inicial sería una limpieza y desinfección profunda por lo menos dos veces a la semana y desinfección constante de todos los espacios varias veces al día.
  • Aforo: Para respetar el distanciamiento social, es necesario tener espacio suficiente, lo que significa que si antes en un restaurant el aforo era de 50 personas, ahora debe reducir el ingreso de visitantes al 30% de su aforo total, para poder acatar el distanciamiento. Sin embargo, esto no será eterno y a medida que el tiempo vaya pasando, se vaya entiendo mejor el virus o se consiga una vacuna, poco a poco se irá flexibilizando las medidas de seguridad.
  • Transporte: El turista debe tener acceso a transporte que le permita movilizarse a sus lugares de preferencia. Un punto en contra del transporte público es la aglomeración constante de gente en ellos, por eso, la industria del turismo debe buscar métodos alternativos de movilización para los visitantes, en caso de que así lo deseen. Todo lo que le permita al turista sentirse cómodo y seguro en su visita.
  • Destinos virtuales: No se trata de plantear experiencias en realidad virtual sobre diferentes destinos a descubrir, se trata de mostrarle al visitante las bellezas propias de cada localidad, de forma que partiendo de allí y del atractivo del lugar, el visitante pueda decidirse por ese destino. Videos cortos de visitas a museos, imágenes panorámicas que muestran la vista desde un punto estratégico. Todo lo que pueda generar en el turista la curiosidad por descubrir el lugar.

La industria del turismo tiene que reinventarse después de los estragos que trajo consigo el Covid-19, y no solo la española, porque esto es un tema que afecta a todos los destinos turísticos del mundo, sin distinción. Lo importante es que sepamos adaptarnos a la nueva realidad y nos comprometamos fielmente a impulsar lo más y mejor que podamos, las bellezas culturales, naturales y gastronómicas que posee España.

Finalmente, reinventarse dependerá de qué tan bien abracemos los cambios, es evidente que el mundo cambió y que no es el mismo que era en el 2019, por lo que no podemos pretender mantenernos en la misma forma de percibir el turismo que había el año pasado. Adaptarnos y avanzar será la manera en la que podremos impulsar el turismo local y por ende, también lograremos impulsar el turismo extranjero, dándole a conocer no solamente los puntos focales de las grandes ciudades españolas, sino ampliando los destinos a diferentes comunidades y provincias, mostrando la belleza de los pequeños pueblos, de los monumentos naturales que tienen, de la comida y bebida tradicional, así como la hospitalidad del español que le dará la bienvenida con los brazos abiertos.

El Carnaval, sinónimo siempre de alegría y felicidad

Hace un par de meses vivimos en España una de las festividades que más tradición tienen en nuestro país y que más populares son. Hablamos, como no podía ser de otra manera, del Carnaval, una festividad para pequeños y mayores, para hombres y mujeres, para ricos y no tan ricos. Carnaval es sinónimo de alegría y diversión y quizá sean esos los motivos que han conducido a que esta celebración sea compartida, cada año, por una cantidad mayor de personas. Y es que no es para menos. Está claro que este tipo de celebraciones son más que necesarias en la actualidad.

Son muchas las personas que disfrutan con este tipo de celebraciones. Y, en consecuencia, es mucho el impacto económico que se genera en torno a esta actividad. No solo en lo que tiene que ver con la venta de disfraces, sino en lo que respecta a la hostelería por ejemplo. O al turismo, porque está más que claro que las visitas a ciudades como lo son Cádiz, Santa Cruz de Tenerife o Las Palmas de Gran Canaria suben de una manera espectacular cuando llega la época del Carnaval.

Un artículo que fue publicado en el portal web del RACE hablaba de la tradición de los carnavales en España haciendo referencia a algunos de los más importantes que tiene nuestra geografía. Como es evidente, se mencionan los de las tres anteriores ciudades que hemos comentado, que son los Carnavales más importantes en España. Pero también semencionan los de Laza, Xinzo, Verín, Tarazona de la Mancha, Herencia, Villanueva de la Vera, Ciudad Rodrigo, Almiruete, Lantz, Santoña, Águilas o Pontevedra. Ahí es nada. Como veis, el Carnaval es algo que nos une de norte a sur y de este a oeste.

Los niños se lo pasan en grande

Hemos dicho que el Carnaval es algo que a todos los grupos de población les gusta. Pero la verdad es que hay uno que lo pasa especialmente bien cuando llega una parte del año como esta: los niños. Un artículo que fue publicado en La Vanguardia informaba de las razones por las cuales es importante que los niños se disfracen y celebren el Carnaval. Las que se destacan en el artículo son tales como la sintonía de la fantasía, la imaginación, lo deseado… a lo que nosotros añadimos una más: la empatía hacia el tipo de personajes de los que nos disfrazamos.

Ni que decir tiene que el Carnaval es una de las festividades más deseadas a lo largo del año en España. Lo ha sido prácticamente siempre y su potencia se está reforzando en la actualidad. Los profesionales de La Casa de los Disfraces, una entidad dedicada a la venta de este artilugio, tan básico para una fiesta así, nos han comentado que las ventas siguen creciendo año a año y que incluso durante los años de crisis ha sido muy raro que la gente decidiera no comprar un disfraz para vivir el Carnaval.

El momento del año en el que se celebra es crucial

Hemos hablado de muchas de las razones por las cuales triunfa una fiesta como esta, pero no queremos terminar este artículo sin hacer referencia a una de ellas, una de las que consideramos más importantes: la fecha del año en la que se suele celebrar. Desde Navidad hasta Semana Santa, dos momentos en los que tenemos vacaciones, suelen pasar unos 3 meses de media, una cantidad de tiempo muy grande sin que haya puentes largos en la mayoría del país. El Carnaval se sitúa entre ambas, con lo que es un nexo de unión perfecto entre el invierno y la primavera, algo que nos hace sentir que no es tanta la distancia entre la Navidad y la Semana Santa.

La verdad es que no cabe duda de que todo tiene un poco que ver en el hecho de que el Carnaval sea una de las fiestas más queridas por los españoles. A nadie le sorprende que así sea. De hecho, ¿existe algún otro momento del año en el que nos riamos más o en el que seamos más felices? La verdad es que es bastante complicado que así sea. Desde luego, no cabe la menor duda de que, si hiciéramos una votación con las diferentes fiestas que se celebran en nuestro país a lo largo del año, saldría ganando el Carnaval de calle.

Y lo mejor de todo es que de cara al futuro la situación no va a variar en absoluto, porque a las nuevas generaciones que van llegando a nuestro mundo. O nos cabe la menor duda de que el Carnaval tiene un futuro que ya quisieran muchas de las fiestas que se celebran ya no solo en España, sino en el resto del mundo. Y esa es una gran noticia. Que marche bien algo que nos hace reír, que nos hace sentir libres y felices es siempre una buena noticia. Nunca lo olvidéis.