Agrupa

shutterstock_424843195(FILEminimizer)

Errores más comunes al comprar segunda vivienda

Si pensamos en adquirir una segunda vivienda o casa de vacaciones, por lo general suele pensarse en un sitio tranquilo o retirado del ruido, en el cual podamos descansar con tranquilidad. En Romer Playa creen que hay una serie de errores que cometen muchos compradores que podrían evitarse y que son fácilmente evitables cuando se eligen profesionales o cuidamos ciertos aspectos. Vamos a ver algunos de estos errores y otros que creo son importantes para comprar una segunda vivienda que realmente responsa a lo que necesitamos.

Compras por impulso

Si deseamos una vivienda y la compramos sin mirar sus ventajas e inconvenientes, porque una vez pasamos un día genial en la casa de unas amistades puede terminar siendo una compra equivocada. Sí que es cierto que las segundas residencias suelen ser más baratas que la primera vivienda, pero también hay que pensar la compra que se realiza.

Desconocimiento de la zona

Un buen número de compradores de este tipo de segundas residencias no suele conocer más que al vendedor de la casa o al comercial de la inmobiliaria. Lo mejor en este sentido es poder informarse de la zona con conocidos o buscar comentarios en la red de redes.

Seguro que de esta manera vamos a poder obtener información sobre los riesgos y pegas del lugar, así como de las posibles dudas que podamos tener.

Los costes de mantenimiento

A todos nos gustan las piscinas en verano, pero no olvidemos que todo tiene un coste para su mantenimiento, algo que puede ser una pega cuando no se pasa demasiada parte del año allí. Al igual que las comunidades de apartamentos tienen una serie de gastos de comunidad, también hay que pensar en esto cuando se compra una segunda vivienda.

Ignorar la climatología

El clima también es importante, pues hay sitios donde hay unos cambios importantes en lo climatológico. Además del clima, debemos pensar que si el apartamento que queremos está en un sitio abandonado en otra época del año, los seguros valoran este tema en cuanto al cobro de las anualidades.

Comprar en un sitio que sea popular

El salir de las grandes ciudades para poder ir a la sierra o a la casa de la playa los fines de semana es bastante complicado, lo mismo que volver. Esto debe tenerse en cuenta a la hora de seleccionar que tipo de casa queremos y dónde la queremos.

Ir a una zona que esté muy retirada

Hace unos años se comenzó a poner de moda el vender segundas residencias hasta en otras zonas del planeta. Se decían que estaban próximos al aeropuerto y que se vendían a precios baratos si se comparan con los que se venden en España.

El tomar un avión y el alquiler del coche durante una serie de veces puede parecer al principio entretenido, pero luego puede hacer de ello una experiencia tediosa.

No olvidarse de que la familia puede aumentar

Existen personas que viven solo en el presente. Las familias pueden aumentar en el caso de que haya más hijos. De nada vale comprar un piso de 1 dormitorio si pronto necesitaremos 3.

Comprar algo demasiado grande

Eso sí, si vamos justo al contrario, también hay padres de familia que adquieren una casa de jubilación pensando en que sus hijos o nietos puedan tener cabida, algo que no suele ocurrir más que una semana al año como mucho. En este sentido, compensa alquilar una casa cercana o unas habitaciones en el hotel más próximo.

Valorar el alquiler

En el caso de que solo vayamos a usar la vivienda durante una serie de semanas en la estación estival, hay que hacer números y ver si será más rentable el alquiler de la vivienda que se compra., hacer números y puede ser que sea más rentable el alquiler de una vivienda que adquirirla.

Casarnos con un sitio

No es igual ir a una zona de vacaciones para una semana en verano, que tener que acudir todos los fines de semana al mismo lugar o todos los veranos a la misma urbanización.

Desde aquí deseamos que tu elección se ajuste realmente a tus necesidades, pero teniendo siempre claro que debes pensar en el futuro y adquirir o alquilar en consecuencia. Está claro que tener una segunda residencia también puede ser fuente de muchas satisfacciones, por lo que hay que valorar mucho qué es lo que nos pueden aportar.

Esperamos que todos estos consejos son importantes y pueden ser realmente interesantes para una buena elección, que como siempre recomendamos analizar y no lanzarnos a la compra sin pensar.

Más artículos que pueden gustarte

Lo que debes hacer en caso de una emergencia dental si te encuentras de viaje

Planear un viaje es algo que a todos nos encanta. Suele llevar un poco de tiempo, pero cuando llega el momento es lo mejor que nos ha pasado en mucho tiempo. Sin embargo, nadie está exento de que aunque lo hayamos planificado perfectamente, surja un accidente o algún tipo de complicación de cualquier índole.

La importancia de hacerle mantenimiento al coche antes de viajar

Tener un coche es algo muy positivo en nuestras vidas porque nos la facilita en muchos sentidos. Poder trasladarnos de un lugar a otro sin tener que hacer uso del transporte público es algo que todos amamos y que además lo podemos hacer casi en cualquier momento, sin tener que depender de un tercero, además que nada como tener algo propio que nos de comodidad y nos lleve a cualquier lugar.

Los coches clásicos que alguna vez tienes que conducir

No sé si en España somos muchos o pocos los aficionados a los coches clásicos, creo que cada vez más, lo único que sé es que los que realmente lo somos de corazón, lo vivimos como una pasión. Yo soy consciente de que a otras personas les gusta coleccionar sellos, a otros les gusta viajar y coleccionar países, y a otros les encanta el fútbol y pagan muchos euros por ver a 22 tíos detrás de un balón. Yo respeto todo. Ahora bien, también me gustaría que se me respetara mi afición por los coches clásicos.

Crece el interés por trabajar en la seguridad de los aeropuertos

Desde que se produjeran los fatídicos atentados en Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001, la sociedad occidental ha venido poniendo todos los recursos posibles en garantizar la seguridad aérea. Ni que decir tiene que el uso de aviones como si fueran misiles fue algo que no esperaba nadie y que, desde luego, pudo poner en jaque a todas las democracias de todo el mundo. De hecho, todavía varios años después de aquellos ataques existía el miedo de mucha gente a volar. Y la verdad es que eso es completamente comprensible dados esos acontecimientos.