shutterstock_639119752(FILEminimizer)

Intolerancia alimentaria: guía completa

Una intolerancia alimentaria es la dificultad de digerir ciertos alimentos y tener una reacción física desagradable a ellos.

Causa varios síntomas, como hinchazón y dolor de estómago, que generalmente aparecen unas horas después de haber consumido la comida que no se tolera.

El número de personas que piensan que tienen intolerancia alimentaria ha aumentado dramáticamente en los últimos años, pero es difícil saber cuántas están realmente afectadas.

¿Cuáles son los síntomas de la intolerancia alimentaria?

En general, las personas que tienen una intolerancia alimentaria experimentan:

  • dolor de estómago, hinchazón, viento y/o diarrea

  • erupciones cutáneas y picazón;

Estos síntomas generalmente ocurren unas pocas horas después de comer la comida.

Puede ser difícil saber con certeza si tienes intolerancia a los alimentos porque estos son síntomas muy generales que son típicos de muchas otras afecciones.

¿Cómo saber si se tiene una intolerancia alimentaria?

La forma más importante de saber si tienes intolerancia a los alimentos es controlar tus síntomas y los alimentos que comes. Observa lo que sucede cuando elimina la comida sospechosa por un tiempo y luego la vuelve a introducir en su dieta.

1. Diario de alimentos

Trate de llevar un diario de alimentos y ten en cuenta:

  1. qué alimentos comes;

  2. todos los síntomas que tiene después de comer estos alimentos;

  3. cuando aparecen estos síntomas.

2. Prueba la dieta de eliminación

Una vez que tengas una buena idea de qué alimentos pueden causar tus síntomas, puedes intentar excluirlos de tu dieta uno a la vez y observar qué efecto tiene esto.

  1. Intenta eliminar los alimentos sospechosos de tu dieta durante 2 a 6 semanas y observa si tus síntomas mejoran.

  2. Introduce la comida para ver si los síntomas se repiten: es posible que puedas tolerar un cierto nivel y solo tendrás síntomas si tienes más de esta cantidad.

3. Hazte una test de intolerancia alimentaria

Los profesionales de la Farmacia Ramón Ventura, aconsejan hacerte un test de intolerancia alimentaria. Es una prueba de analítica en el que se estudia si tienes intolerancia a uno o más alimentos. Aunque es una prueba inicial y en el que se puede dar una orientación de dieta, es aconsejable visitar posteriormente a un dietista o médico especialista.

4. Visitar a un dietista

Considera ver a un dietista para asegurarte de que estás recibiendo todos los nutrientes diarios recomendados mientras haces la dieta y tratamiento.

Nunca limites la dieta de tu hijo a menos que esto haya sido recomendado por un dietista o tu médico.

¿Podrían mis síntomas ser otra cosa?

Si regularmente tienes diarrea, hinchazón, dolor de estómago o erupciones cutáneas, pero no estás seguro de la causa, consulta siempre a tu médico.

Tu médico puede diagnosticar la causa como resultado de tus síntomas e historial médico. Si es necesario, realizarán pruebas, por ejemplo, análisis de sangre.

También puedes investigar un poco tú mismo. Puede ayudarte leer sobre otras afecciones que causan síntomas similares. Por ejemplo, obtén información sobre:

  • síndrome del intestino irritable;

  • trastorno de estrés y ansiedad;

  • intolerancia a la lactosa;

  • celiaquía;

  • enfermedad inflamatoria intestinal;

  • alergia alimentaria…

Los intestinos son órganos sensibles, y es común tener síntomas intestinales cuando has estado enfermo o te sientes perdido o estresado.

¿Es una intolerancia alimentaria o alergia alimentaria?

Está claro que el cuerpo humano es una asombrosa obra de ingeniería biológica y un triunfo de la evolución, pero estamos lejos de ser perfectos a nivel físico. La alergia y la intolerancia son prueba de ello.

Las reacciones adversas que se producen en nuestro organismo tras la toma de determinados productos se deben a cambios en nuestro organismo, pero las alergias no tienen nada que ver con la intolerancia. Aunque estos son dos términos que comúnmente se confunden, son muy diferentes.

Una alergia alimentaria:

Es una reacción de tu sistema inmunológico (la defensa de tu cuerpo contra la infección): tu sistema inmunológico trata erróneamente las proteínas que se encuentran en los alimentos como una amenaza. La alergia es una violación de la inmunidad. Esta es una respuesta inmune excesiva a la exposición a una sustancia que no es necesariamente dañina para el cuerpo y que se conoce como alérgeno. Cuando una persona alérgica se expone a este alérgeno (en este caso, a los alimentos), su sistema inmunitario cree que la partícula en cuestión es peligrosa, por lo que actúa en consecuencia.

Puedes desencadenar síntomas típicos de alergia, como erupciones cutáneas, respiración y picazón, después de comer solo una pequeña cantidad de alimentos (estos síntomas generalmente aparecen rápidamente). Es a menudo para alimentos especiales: las alergias alimentarias comunes en adultos son a mariscos y nueces, y en niños a leche y huevos, así como cacahuetes, otras nueces y pescado puede ser grave.

Una intolerancia alimentaria:

La intolerancia alimentaria es una enfermedad no inmune. Y es muy importante tener esto claro. Se trata de una incapacidad más o menos grave para digerir determinados alimentos. Es decir, el daño causado por comer un determinado alimento es causado por la reacción del sistema inmunológico a este alimento (no se comporta como un alérgeno), pero por diversas razones tenemos problemas con su procesamiento en el sistema digestivo.

En ausencia de una reacción de hipersensibilidad, una persona puede consumir el alimento en cuestión sin una respuesta inmunológica peligrosa. El problema (que cobra relevancia a la hora de comer más o menos grandes cantidades de comida) es que no podemos digerirla bien.

No involucra tu sistema inmunológico: no hay reacción alérgica y nunca es potencialmente mortal;

causa síntomas que aparecen más lentamente, y a menudo muchas horas después de comer alimentos problemáticos.

Solo da síntomas si comes cantidades razonables de la comida (a diferencia de una alergia, donde solo los rastros pueden desencadenar una reacción).

Puede ser causada por muchos alimentos diferentes. En este sentido, existen diversas causas de intolerancia alimentaria. La mayoría de las veces, debido a la falta de una enzima específica, no podemos completar la ruta metabólica de la degradación del nutriente determinada (causa de origen metabólico). La intolerancia a la lactosa es el ejemplo más evidente (debido a la falta de la enzima lactasa), pero también la intolerancia a la fructosa, la sacarosa o el sorbitol.

Resumen de diferencias entre una alergia de una intolerancia

1. Las alergias son trastornos inmunológicos; la intolerancia, no

2. Con las alergias, la comida nos hace daño; en caso de intolerancia, no

3. La intolerancia puede tener varias causas; la alergia siempre se debe a una mayor sensibilidad.

4. Los síntomas de intolerancia son únicamente digestivos; en la alergia pueden ser varios.

5. La alergia puede causar anafilaxia; la intolerancia, no.

6. La intolerancia es más común que la alergia.

7. Una persona alérgica siempre debe evitar este alimento; un intolerante puede volver a consumirlo gradualmente.

8. Según datos oficiales, cerca de 520 millones de personas en el mundo sufren alergias alimentarias. Esto significa que 1 de cada 14 personas tiene alergia alimentaria y, paralelamente, casi 2.000 millones de personas tienen alguna intolerancia alimentaria más o menos grave.

¿Qué causa una intolerancia alimentaria?

Si tus síntomas aparecen después de tomar productos lácteos, es posible que tengas intolerancia a la lactosa. Esto significa que tu cuerpo no puede digerir la lactosa, un azúcar que se encuentra en la leche, el yogur y los quesos blandos. Tu médico generalmente puede diagnosticar la intolerancia a la lactosa observando tus síntomas e historial médico.

Algunas personas tienen problemas para digerir el trigo y experimentan hinchazón, gases, diarrea, vómitos y dolor de estómago después de comer pan, lo que se puede diagnosticar como intolerancia al trigo.

También la intolerancia alimentaria puede darse el caso por un aditivo alimentario, como:

  • glutamato monosódico (MSG);

  • cafeína;

  • alcohol;

  • edulcorantes artificiales;

  • histamina (que se encuentra en champiñones, alimentos encurtidos y curados y bebidas alcohólicas);

  • microorganismos que han contaminado los alimentos;

  • colorantes alimentarios, conservantes o potenciadores del sabor artificiales,

¿La celiaquía es una intolerancia alimentaria?

Muchas personas eliminan el gluten de su dieta, creyendo que son intolerantes a él, ya que tienen síntomas que ocurren después de comer trigo.

Pero es difícil saber si estos síntomas se deben a una intolerancia genuina al gluten, una intolerancia a otra cosa en el trigo o nada que ver con el trigo en absoluto.

En realidad, muy pocas personas necesitan eliminar el gluten de su dieta, aunque es importante hacerlo si tienes enfermedad celíaca (que no es ni una intolerancia ni una alergia).

¿Cómo manejo una intolerancia alimentaria?

Si estás convencido/a de que eres intolerante a un alimento en particular, la única forma en que puedes lidiar con esto es dejar de comer el alimento por un tiempo y luego reintroducir pequeñas cantidades mientras controlas cuánto puedes comer sin que aparezcan los síntomas.

Al revisar las etiquetas de los alimentos, aprenderás qué tipos de alimentos debes evitar.

Si crees que tu hijo puede tener una intolerancia alimentaria, debes consultar a tu médico de cabecera o dietista antes de eliminar los alimentos de tu dieta, ya que una dieta restringida puede afectar su crecimiento y desarrollo. Por ejemplo, la leche de vaca es una fuente importante de calcio, vitamina D y proteínas.

¿Cuándo necesito ver a un especialista?

Es posible que tu médico quiera derivarte a un especialista si no está seguro de qué está causando tus síntomas y se necesitan más pruebas.

También puede ser referido tu hijo si tiene:

  • síntomas digestivos (como dolor en el estómago y diarrea);

  • no crece bien;

  • no ha respondido a ninguna dieta de eliminación recomendada por tu profesional de la salud;

  • ha reaccionado repentina o seriamente a un alimento;

  • tienes una sospecha de alergia alimentaria.

Conclusión

Ante cualquier síntoma sospechoso, acude de inmediato a tu médico.

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

CATEGORIAS

compartir

Más artículos que pueden gustarte

Estas son las razones por las que debes tener tu cocina limpia en todo momento.

Si, lo sabemos, quizá limpiar no sea algo que agrade a más de una persona por muchas razones: la falta de tiempo, la falta de ganas (la más común) el estrés tras encontrarnos un cúmulo impensable de artículos a limpiar ¡lo que sea! Y la buena noticia, es que realmente no es necesario limpiar a diario cada zona de nuestra casa (a no ser que seamos alérgicos, claro) Aun así por desgracia, en una cocina no podemos permitirnos el lujo de pensar así.