Agrupa

shutterstock_1724151013(FILEminimizer)

Las cubiertas de madera siguen estando de moda

Las cubiertas de madera no han dejado de ser apreciadas por los usuarios y lo cierto es que están de moda. Eso sí, las cubiertas o tejados de madera necesitan profesionales que sepan instalarlas y darles los cuidados que necesitan para que no den problema algunos a los usuarios.

La necesidad de una empresa experimentada

Uno de los ingredientes que debe tener una empresa es la experiencia, pues realmente marca las diferencias. De las más experimentadas en nuestro país es Cubiertas Estevez, la cual cree que dar un servicio adecuado precisa de profesionales bien formados y una serie de procesos que hay que seguir sí o sí.

Ellos como empresa que lleva muchos años especializándose en construir madera, creen que al trabajar en cubiertas, estructuras, tejados o porches, así como su instalación, han visto la evolución de un sector, donde en opinión de ellos, hay que saber combinar las nuevas tecnologías con la manera de hacer de toda la vida, que siempre ha dado buenos resultados.

La madera en lo estético y por motivos de sostenibilidad ha resistido el tiempo y sigue siendo uno de los elementos preferidos por los usuarios, que la consideran un material óptimo cuando se quiere diseñar un espacio amplio, cálido y diáfano.

De los valores añadidos que hay que tener en cuenta es el propio respeto por el medio ambiente, pues es una empresa que se dedica a certificar que la propia madera de la que disponen y que les suministran los proveedores es de magnífica calidad y que además viene de explotaciones de carácter sostenible.

Las vigas de madera laminada

Uno de los servicios más demandados y en el que destacan son los servicios de cobertura con madera, pues es un trabajo de los denominados estructurales y en donde se marcan las diferencias entre una buena empresa profesional y otra con menos potencial.

Hablamos de unas piezas de sección transversal rectangular de ancho fijo y que tiene una altura constante o que puede varar. El eje puede ser recto o curvado y la construcción es mediante láminas o tablas que se unen de manera irreversible con adhesivos o pegamentos de gran adherencia.

Existen múltiples ventajas cuando se construyen vigas laminadas de madera, puesto que estarán compuestas de láminas orientadas con fibra paralela, por lo que tienen una mayor estabilidad que la tradicional madera aserrada.

No olvidemos que la madera laminada se puede fabricar con diferentes tamaños y diferentes curvaturas. Los efectos a nivel estético que nos permiten son de lo más interesantes.

Esta clase de madera se puede utilizar en vigas o cerchas de extensiones de más de cincuenta metros.

Podemos de añadir que hay más ventajas como lo que pueden durar en el tiempo, lo que es una gran diferencia si lo comparamos con otros materiales como el acero o el hormigón armado, ya que la madera laminada no se podrá doblar o torcer.

Hay países, como los escandinavos, donde las primas de seguros son más reducidas, pues son más reducidas al ser estructuras de madera laminada que son de acero.

No es un material que padezca la corrosión y dispone de una importante una elevada resistencia a los ataques de carácter químico.

Eso sí, tampoco debemos olvidar que es una clase de construcción distinta a la que podemos tener en nuestro país, pues se utiliza más tradicionalmente. Como es una obra en seco, se puede llegar a prefabricar los diferentes elementos que pueden llegar a ser parte del edificio. Así es como se logra una ejecución final de la obra en el menor plazo posible.

Si abordamos el tema de la normativa de la madera laminada, hay que considerar que estará afectada por la Directriz europea de Productos de la Construcción. En ella debe venir el sello CE donde aparecerá la información en relación con los valores que son una característica de la madera, como la resistencia, flexión o el módulo vital para la elasticidad. Además de la clase de adhesivo utilizado, la especie de madera, lo que puede llegar a durar o el tipo de adhesivo que pueda contener.

Como has visto, las cubiertas de madera son de gran atractivo y una alternativa de lo más popular, pero no hay que perder de vista la necesidad de que la empresa y profesionales que la instalen debe de ser de merecida confianza, pues de lo contrario, podemos disfrutar de una menor durabilidad, por no hablar de que se pueden producir problemas de seguridad.

Por este motivo, siempre recomendamos valorar con tranquilidad las opciones de las que dispongamos.

Más artículos que pueden gustarte

Lo que debes hacer en caso de una emergencia dental si te encuentras de viaje

Planear un viaje es algo que a todos nos encanta. Suele llevar un poco de tiempo, pero cuando llega el momento es lo mejor que nos ha pasado en mucho tiempo. Sin embargo, nadie está exento de que aunque lo hayamos planificado perfectamente, surja un accidente o algún tipo de complicación de cualquier índole.

La importancia de hacerle mantenimiento al coche antes de viajar

Tener un coche es algo muy positivo en nuestras vidas porque nos la facilita en muchos sentidos. Poder trasladarnos de un lugar a otro sin tener que hacer uso del transporte público es algo que todos amamos y que además lo podemos hacer casi en cualquier momento, sin tener que depender de un tercero, además que nada como tener algo propio que nos de comodidad y nos lleve a cualquier lugar.

Los coches clásicos que alguna vez tienes que conducir

No sé si en España somos muchos o pocos los aficionados a los coches clásicos, creo que cada vez más, lo único que sé es que los que realmente lo somos de corazón, lo vivimos como una pasión. Yo soy consciente de que a otras personas les gusta coleccionar sellos, a otros les gusta viajar y coleccionar países, y a otros les encanta el fútbol y pagan muchos euros por ver a 22 tíos detrás de un balón. Yo respeto todo. Ahora bien, también me gustaría que se me respetara mi afición por los coches clásicos.

Crece el interés por trabajar en la seguridad de los aeropuertos

Desde que se produjeran los fatídicos atentados en Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001, la sociedad occidental ha venido poniendo todos los recursos posibles en garantizar la seguridad aérea. Ni que decir tiene que el uso de aviones como si fueran misiles fue algo que no esperaba nadie y que, desde luego, pudo poner en jaque a todas las democracias de todo el mundo. De hecho, todavía varios años después de aquellos ataques existía el miedo de mucha gente a volar. Y la verdad es que eso es completamente comprensible dados esos acontecimientos.