Agrupa

shutterstock_609785189(FILEminimizer)

Lo que debes hacer en caso de una emergencia dental si te encuentras de viaje

Planear un viaje es algo que a todos nos encanta. Suele llevar un poco de tiempo, pero cuando llega el momento es lo mejor que nos ha pasado en mucho tiempo. Sin embargo, nadie está exento de que aunque lo hayamos planificado perfectamente, surja un accidente o algún tipo de complicación de cualquier índole.

Y aunque muy poco no los planteamos, es posible que se dé una emergencia que tenga que ver con nuestra salud dental, entonces ¿Qué debemos hacer en esos casos? ¿Puede ser de vida o muerte si no se trata a tiempo? ¿Cómo mantener la calma? Todas estas preguntas podemos contestarlas gracias a la consulta que hicimos a los amigos de la clínica dental Vivanta.

Todo lo que debes hacer en caso de una emergencia dental si estas de viaje

Nadie está libre de que algo suceda, estés o no estés de viaje, pero cuando se trata de algo tan importante como son los dientes, lo mejor es saber qué hacer para solucionar mientras puedas regresar a casa con tu odontólogo de confianza:

  • Lo primero que debes hacer es identificar cual es la emergencia y ver si pudo ser generada por algún factor, por ejemplo: un dolor de muelas. Si antes de viajar todo estaba bien y no sentías ningún tipo de dolor, pero hiciste un viaje en avión es posible que la presión del aire haya sido la causa principal de esto. Entonces, para solucionarlo simplemente toma un analgésico, que seguramente luego sentirás alivio.
  • En el caso de que se te haya roto un diente, tienes dos opciones: evaluar que tan grave es la situación o si simplemente se trata de una pequeña rotura que puedes solucionar una vez hayas regresado a casa o si es grave. En este caso, deberás buscar atención odontológica al momento en la ciudad donde te encuentres. Gracias a Internet puedes ubicar alguno de confianza o simplemente consultarlo con las personas que hacen vida en ese lugar.
  • En el caso de que te salga un acceso dental que cause muchas molestias o algunas leves, puedes consultar a tu dentista vía telefónica para que te oriente sobre qué hacer mientras. Seguramente, si es muy grave, te dirá que asistas a un centro con urgencia para que te brinde los primeros auxilios y luego a tu regreso, él se encargara de seguir atendiéndote.
  • Si tienes ortodoncia es más probable que surja algún tipo de accidente mientras se está realizando una actividad que no se está acostumbrado a realizar o incluso ingiriendo algún alimento que pueda hacer que se te despegue algún alambre, en algunas ocasiones esto no es considerado una emergencia a menos que cause otro daño a la boca, lo ideal es tratar de acomodarlo de modo que no moleste y si no ir al odontólogo u ortodontista más cercano para que aplique una solución temporal antes de poder regresar nuevamente a casa.

Esto es básicamente lo que debes tener en consideración en caso de que te llegues a encontrar en una emergencia dental mientras estas realizando un viaje,. No obstante, es normal que nadie este preparado para eso, que la persona se asuste y que además se imaginen los peores escenarios. Por eso, le formulamos la siguiente pregunta a Vivanta:

Si no se trata la emergencia dental a tiempo, ¿Puede ser de vida o muerte?

En realidad esto va a depender de la gravedad de la emergencia dental. Por ejemplo, si fue a causa de un accidente en donde se vieron afectados más de una pieza dental o hay un excesivo sangrado es de suma importancia tratarlo a tiempo porque no tratar un sangrado a tiempo puede ser mortal para la persona que sufrió el accidente. Pero si es un dolor de muela o un astillamiento, aunque pueda ser considerado como una emergencia, no es causa de muerte para la persona.

¿Cómo mantener la calma en caso de una emergencia dental?

Sabemos que estar pasado por eso nos roba totalmente la calma, mantenerla no es sencillo, pero si posible. Primero, respirando profundo, luego, hablando con alguna persona con la que estemos y por supuesto, revisar detalladamente que es lo que está causando la emergencia dental.

Si no estás sangrando o no tienes un dolor insoportable, busca un analgésico, has algo que te haga sentir bien, informa sobre cualquier eventualidad a tu odontólogo y una vez observes que todo está bien, continua disfrutando de la experiencia de tu viaje.

El último consejo que podemos darte es que incluso antes de irte de viaje, asistas a una consulta dental para corroborar que todo está bien y que tu odontólogo de confianza te oriente mejor sobre qué hacer en caso de emergencias.

 

Más artículos que pueden gustarte

Lo que debes hacer en caso de una emergencia dental si te encuentras de viaje

Planear un viaje es algo que a todos nos encanta. Suele llevar un poco de tiempo, pero cuando llega el momento es lo mejor que nos ha pasado en mucho tiempo. Sin embargo, nadie está exento de que aunque lo hayamos planificado perfectamente, surja un accidente o algún tipo de complicación de cualquier índole.

La importancia de hacerle mantenimiento al coche antes de viajar

Tener un coche es algo muy positivo en nuestras vidas porque nos la facilita en muchos sentidos. Poder trasladarnos de un lugar a otro sin tener que hacer uso del transporte público es algo que todos amamos y que además lo podemos hacer casi en cualquier momento, sin tener que depender de un tercero, además que nada como tener algo propio que nos de comodidad y nos lleve a cualquier lugar.

Los coches clásicos que alguna vez tienes que conducir

No sé si en España somos muchos o pocos los aficionados a los coches clásicos, creo que cada vez más, lo único que sé es que los que realmente lo somos de corazón, lo vivimos como una pasión. Yo soy consciente de que a otras personas les gusta coleccionar sellos, a otros les gusta viajar y coleccionar países, y a otros les encanta el fútbol y pagan muchos euros por ver a 22 tíos detrás de un balón. Yo respeto todo. Ahora bien, también me gustaría que se me respetara mi afición por los coches clásicos.

Crece el interés por trabajar en la seguridad de los aeropuertos

Desde que se produjeran los fatídicos atentados en Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001, la sociedad occidental ha venido poniendo todos los recursos posibles en garantizar la seguridad aérea. Ni que decir tiene que el uso de aviones como si fueran misiles fue algo que no esperaba nadie y que, desde luego, pudo poner en jaque a todas las democracias de todo el mundo. De hecho, todavía varios años después de aquellos ataques existía el miedo de mucha gente a volar. Y la verdad es que eso es completamente comprensible dados esos acontecimientos.