Agrupa

shutterstock_663132562(FILEminimizer)

Los 3 problemas dentales más comunes en niños

El cuidado de la salud bucodental es muy importante a cualquier edad, pero especialmente en pequeños. Si a edades tempranas no se cuida la salud bucodental ni se tienen buenos hábitos de higiene es difícil que esos pequeños los tengan de más mayores.

Por lo que hay que fomentar desde muy pequeños el cepillado de dientes después de cada comida, evitar la ingesta de grandes cantidades de azúcar y acudir al dentista en el caso de presentar cualquier tipo de afección. No obstante, a pesar de que se lleve a cabo una higiene bucodental algunas afecciones son difíciles de prevenir. Pero sí que es verdad que la mayoría de casos detrás se encuentra la falta de higiene. Por ello, en este artículo vamos a descubrir los 3 problemas dentales más comunes en niños para intentar prevenirlos y saber cómo actuar en cada caso.

  1. Caries dentales

La caries dental es un problema muy común en pequeños de todas las edades, desde adolescentes a niños con todavía los dientes de leche. Esto se debe fundamentalmente a que ingieren más dulces, que no tienen una conciencia sobre la importancia del cepillado dental y también porque no limpian bien sus dientes. Es por eso muy importante como padres o tutores inculcar a los pequeños una buena higiene bucodental, así como enseñarles a cepillar bien los dientes. “En nuestra clínica nuestros profesionales aconsejan a los padres sobre la higiene bucodental del niño y dan indicaciones sobre la correcta técnica de cepillado para que ellos la expliquen a los pequeños y supervisen que realizan bien el cepillado”, indican desde Clínica Gaudí, clínica dental en Terrasa con servicio de odontopediatría.

Sobre esta afección hay que señalar que si no se trata se puede deteriorar la pieza dental y causar dolor a los pequeños. Y en los peores casos se puede perder la pieza dental. E incluso si la caries se produce en dientes de leche puede afectar al diente definitivo. Por lo que no es ninguna tontería y hay que reducir las posibilidades de padecer caries desde bien pequeños. Por supuesto, ante cualquier indicio de caries dental hay que visitar cuanto antes al especialista para que pueda tratar la afección.

  1. Traumatismos dentales

Los niños pasan la mayor parte de su tiempo jugando y las caídas y golpes forman parte de su día a día. Es por ello que los traumatismos dentales son mucho más comunes de lo que parece. Hay que saber que siempre que se produzca un golpe hay que acudir sin falta al dentista para que examine la boca del pequeño. Y es que puede que solo parezca una pequeña herida, se pueden producir daños en el frenillo, en las encías o en las propias piezas dentales por pequeños golpes. Así que no dudes en pedir cita con el dentista si tu pequeño se ha golpeado en la boca.

  1. Apiñamiento y maloclusión

Y el último tipo de problema dental es el apiñamiento o maloclusión, más común a medida que los pequeños van creciendo y van perdiendo sus dientes de leche y apareciendo los definitivos. Normalmente por falta de espacio los dientes se van apiñando o generando maloclusión. Por si no lo sabías, la oclusión dental es el encaje entre los dientes maxilares y los mandibulares, es decir, superiores e inferiores. Y cuando se habla de maloclusión se ha referencia a que no se produce el encaje de manera óptima y los dientes no están alineados. Este problema además de afectar a la estética de la sonrisa puede generar afecciones graves por lo que es fundamental acudir al dentista para que estime el tratamiento correcto para cada caso.

Normalmente la solución óptima para el apiñamiento y la maloclusión dental es la ortodoncia durante la adolescencia, ya que es tratamiento con el que se consigue corregir este problema. Aunque siempre debes acudir a tu especialista de confianza que te asesorará sobre los pasos a seguir para corregir la afección.

Estos son los 3 problemas más comunes en pequeños, pero esto no quiere decir que sean los únicos. Los pequeños pueden sufrir multitud de enfermedades dentales como gingivitis (inflamación y enrojecimiento de las encías generalmente causado por la acumulación de placa) o bruxismo (trastorno en el que se aprietan y rechinan los dientes que puede generar problemas graves en la mandíbula), entre otras. Y para evitar cualquier tipo de afección es importante fomentar una buena higiene dental y realizar revisiones periódicas al especialista para comprobar que no hay ningún tipo de problema.

Más artículos que pueden gustarte

Lo que debes hacer en caso de una emergencia dental si te encuentras de viaje

Planear un viaje es algo que a todos nos encanta. Suele llevar un poco de tiempo, pero cuando llega el momento es lo mejor que nos ha pasado en mucho tiempo. Sin embargo, nadie está exento de que aunque lo hayamos planificado perfectamente, surja un accidente o algún tipo de complicación de cualquier índole.

La importancia de hacerle mantenimiento al coche antes de viajar

Tener un coche es algo muy positivo en nuestras vidas porque nos la facilita en muchos sentidos. Poder trasladarnos de un lugar a otro sin tener que hacer uso del transporte público es algo que todos amamos y que además lo podemos hacer casi en cualquier momento, sin tener que depender de un tercero, además que nada como tener algo propio que nos de comodidad y nos lleve a cualquier lugar.

Los coches clásicos que alguna vez tienes que conducir

No sé si en España somos muchos o pocos los aficionados a los coches clásicos, creo que cada vez más, lo único que sé es que los que realmente lo somos de corazón, lo vivimos como una pasión. Yo soy consciente de que a otras personas les gusta coleccionar sellos, a otros les gusta viajar y coleccionar países, y a otros les encanta el fútbol y pagan muchos euros por ver a 22 tíos detrás de un balón. Yo respeto todo. Ahora bien, también me gustaría que se me respetara mi afición por los coches clásicos.

Crece el interés por trabajar en la seguridad de los aeropuertos

Desde que se produjeran los fatídicos atentados en Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001, la sociedad occidental ha venido poniendo todos los recursos posibles en garantizar la seguridad aérea. Ni que decir tiene que el uso de aviones como si fueran misiles fue algo que no esperaba nadie y que, desde luego, pudo poner en jaque a todas las democracias de todo el mundo. De hecho, todavía varios años después de aquellos ataques existía el miedo de mucha gente a volar. Y la verdad es que eso es completamente comprensible dados esos acontecimientos.