Los tratamientos más modernos para tus dientes

Lo de ir al dentista ha cambiado mucho. Ya no nos da miedo porque no sabemos qué tipos de tratamientos nos harán. Los avances tecnológicos se  han sentado en la silla del dentista y no se han vuelto a levantar. Esto ha provocado que ahora mismo sean muchas las técnicas y los tratamientos que puedes encontrar en las clínicas dentales.

De la mano de Clínica Ferrer nos queremos centrar en los más innovadores, en aquellos que han aprovechado las nuevas tecnologías para buscar las técnicas más modernas y los resultados más eficientes.

Cómo funciona la odontología digital CEREC

Como te hemos dicho, la odontología avanza a un ritmo vertiginoso y no paran de aparecer nuevas técnicas que nos permiten mejorar la calidad de los tratamientos como es el caso de la Odontología Digital CEREC. “En Clínica Ferrer apostamos por incorporar estos avances para que nuestros pacientes puedan beneficiarse de ellos”, nos cuentan mientras amplían en qué consiste. La tecnología CEREC (CEramic REConstrution) permite diseñar y fabricar fundas, incrustaciones, puentes y carillas dentales en el acto.

El primer paso es la impresión digital de los dientes: Sencillo, rápido y preciso. El doctor con una pequeña cámara intraoral captará imágenes en tres dimensiones de sus dientes. Con estas imágenes y con la ayuda del software se construye un modelo de los mismos en el ordenador.

El segundo paso es el diseño: Precisión. Una vez se tiene la impresión digital utilizando las múltiples herramientas del programa se diseña la prótesis que necesitemos: carillas, coronas, incrustaciones, puentes o prótesis sobre implante, todo ello con la mayor de las precisiones. El tercer y último paso es confeccionar la prótesis: Rapidez y precisión.

Una vez que ya está la impresión digital como el diseño tan solo hace falta enviar la información a la fresadora que en pocos minutos tendrá una prótesis lista. Para su confección se usan bloques de cerámica biocompatibles de alta calidad, por lo que se elimina completamente el metal, asegurando así la tolerancia por parte del paciente.

La sonrisa perfecta

Los Sistemas de Diseño y Estudio de la Sonrisa o Digital Smile Design también nos permiten analizar, estudiar y mostrar los tratamientos necesarios para obtener unos dientes perfectos y personalizados. Se trata de una potente herramienta visual que revoluciona la capacidad de mostrar el resultado final del tratamiento dental. Todos los diseños tienen siempre presente el conseguir una correcta función masticatoria y una boca sana, que al final, ese es el objetivo.

La sedación consciente

¿Te acuerdas cuando ir al dentista era un trauma? Bueno, hasta el punto de que se creó una palabra para definir el miedo: odontofobia. Pues se podría decir que forma parte del pasado. Ahora mismo los tiempos han cambiado mucho y hasta el punto de que se han creado técnicas para evitar este problema. Se llama el uso de la sedación con Óxido Nitroso, ahora mismo ya una práctica cotidiana. Este gas, también llamado gas de la risa, se viene utilizando desde hace más de un siglo y es de uso común en casi todas las clínicas de Estados Unidos y Reino Unido y ahora lo tienes a tu alcance.

Este gas, que se inhala por vía nasal durante el tratamiento, produce una sensación agradable y relajante cuyo efecto se podría asemejar al uso de ansiolíticos comunes pero con la gran ventaja de que el paciente está plenamente consciente y de que una vez retirado, su efecto desaparece a los pocos minutos y te permite seguir con tu jornada de forma completamente normal.

Y sí, puedes estar tranquilo. Su uso es muy seguro y es apto tanto para pacientes adultos como en niños para así conseguir su cooperación, y su indicación es cualquiera que requiera la relajación del paciente independientemente del tratamiento a realizar, desde una limpieza o un empaste a tratamientos mucho más complejos.

Lo mismo ocurre con la anestesia, antaño daba miedo. Ahora se ofrece otro tipo de sedación, más profunda, para la realización de tratamientos largos y complejos. En estos casos el paciente, siempre monitorizado y controlado durante todo el tratamiento por nuestros anestesistas, sigue consciente pero en un estado de sedación que generalmente hace que no recuerde nada o lo haga vagamente.

Somos conscientes de que existe el estrés, fobia y ansiedad al tener que realizar una visita al dentista,  pero ya has visto que eso forma parte del pasado. Ahora mismo, las técnicas han avanzado mucho y una visita a una clínica dental es como si fueras a tomar algo con un amigo o amiga.

Deja una respuesta