El Carnaval, sinónimo siempre de alegría y felicidad

Hace un par de meses vivimos en España una de las festividades que más tradición tienen en nuestro país y que más populares son. Hablamos, como no podía ser de otra manera, del Carnaval, una festividad para pequeños y mayores, para hombres y mujeres, para ricos y no tan ricos. Carnaval es sinónimo de alegría y diversión y quizá sean esos los motivos que han conducido a que esta celebración sea compartida, cada año, por una cantidad mayor de personas. Y es que no es para menos. Está claro que este tipo de celebraciones son más que necesarias en la actualidad.

Son muchas las personas que disfrutan con este tipo de celebraciones. Y, en consecuencia, es mucho el impacto económico que se genera en torno a esta actividad. No solo en lo que tiene que ver con la venta de disfraces, sino en lo que respecta a la hostelería por ejemplo. O al turismo, porque está más que claro que las visitas a ciudades como lo son Cádiz, Santa Cruz de Tenerife o Las Palmas de Gran Canaria suben de una manera espectacular cuando llega la época del Carnaval.

Un artículo que fue publicado en el portal web del RACE hablaba de la tradición de los carnavales en España haciendo referencia a algunos de los más importantes que tiene nuestra geografía. Como es evidente, se mencionan los de las tres anteriores ciudades que hemos comentado, que son los Carnavales más importantes en España. Pero también semencionan los de Laza, Xinzo, Verín, Tarazona de la Mancha, Herencia, Villanueva de la Vera, Ciudad Rodrigo, Almiruete, Lantz, Santoña, Águilas o Pontevedra. Ahí es nada. Como veis, el Carnaval es algo que nos une de norte a sur y de este a oeste.

Los niños se lo pasan en grande

Hemos dicho que el Carnaval es algo que a todos los grupos de población les gusta. Pero la verdad es que hay uno que lo pasa especialmente bien cuando llega una parte del año como esta: los niños. Un artículo que fue publicado en La Vanguardia informaba de las razones por las cuales es importante que los niños se disfracen y celebren el Carnaval. Las que se destacan en el artículo son tales como la sintonía de la fantasía, la imaginación, lo deseado… a lo que nosotros añadimos una más: la empatía hacia el tipo de personajes de los que nos disfrazamos.

Ni que decir tiene que el Carnaval es una de las festividades más deseadas a lo largo del año en España. Lo ha sido prácticamente siempre y su potencia se está reforzando en la actualidad. Los profesionales de La Casa de los Disfraces, una entidad dedicada a la venta de este artilugio, tan básico para una fiesta así, nos han comentado que las ventas siguen creciendo año a año y que incluso durante los años de crisis ha sido muy raro que la gente decidiera no comprar un disfraz para vivir el Carnaval.

El momento del año en el que se celebra es crucial

Hemos hablado de muchas de las razones por las cuales triunfa una fiesta como esta, pero no queremos terminar este artículo sin hacer referencia a una de ellas, una de las que consideramos más importantes: la fecha del año en la que se suele celebrar. Desde Navidad hasta Semana Santa, dos momentos en los que tenemos vacaciones, suelen pasar unos 3 meses de media, una cantidad de tiempo muy grande sin que haya puentes largos en la mayoría del país. El Carnaval se sitúa entre ambas, con lo que es un nexo de unión perfecto entre el invierno y la primavera, algo que nos hace sentir que no es tanta la distancia entre la Navidad y la Semana Santa.

La verdad es que no cabe duda de que todo tiene un poco que ver en el hecho de que el Carnaval sea una de las fiestas más queridas por los españoles. A nadie le sorprende que así sea. De hecho, ¿existe algún otro momento del año en el que nos riamos más o en el que seamos más felices? La verdad es que es bastante complicado que así sea. Desde luego, no cabe la menor duda de que, si hiciéramos una votación con las diferentes fiestas que se celebran en nuestro país a lo largo del año, saldría ganando el Carnaval de calle.

Y lo mejor de todo es que de cara al futuro la situación no va a variar en absoluto, porque a las nuevas generaciones que van llegando a nuestro mundo. O nos cabe la menor duda de que el Carnaval tiene un futuro que ya quisieran muchas de las fiestas que se celebran ya no solo en España, sino en el resto del mundo. Y esa es una gran noticia. Que marche bien algo que nos hace reír, que nos hace sentir libres y felices es siempre una buena noticia. Nunca lo olvidéis.

Deja una respuesta