La moda femenina, una referencia del sector textil en España

Uno de los negocios que mejor parece funcionar en un país como el nuestro es el de la ropa. Los españoles necesitamos ingentes cantidades de ropa por dos motivos:

  • El primero tiene que ver con el hecho de que no gusta ser elegantes y tener ropa paa cualquier tipo de evento que se nos pueda llegar a presentar.
  • Por otro lado, resulta evidente que las condiciones climáticas que tenemos en España, con temperaturas extremas en invierno y en verano, nos obligan a disponer de un repertorio de prendas de vestir para ambas estaciones y también para los meses de otoño y primavera.

Es cierto que existen diferentes opiniones y maneras de actuar por parte de los diferentes grupos de población. En la actualidad, no compra lo mismo, ni en la misma cantidad, una persona joven que una más mayor, ni una mujer que un hombre. Las diferencias son patentes y, desde luego, van a seguir existiendo durante los años que nos vienen. Las empresas del sector lo saben y ese es el motivo por el que tratan de conseguir que sus tiendas dispongan de la máxima variedad de prendas posible. No es para menos.

Una cosa sí que es cierta. En líneas generales, las mujeres gastan más dinero que los hombres en ropa. Es algo que podíamos sospechar muchas de las personas que estamos leyendo este artículo, pro ojo, no es una diferencia desproporcionada la que existe entre un sexo y el otro. Lo que sí es verdad es que ellas tienen más interés en este tipo de asuntos y que la ropa es un elemento que ponen más en valor las mujeres que los hombres, siempre, claro está, hablando en términos generales.

Una noticia que fue publicada en el portal web de El Plural informaba de que, al menos en lo que se refería al año 2015, las mujeres gastaban el doble de dinero que los hombres en ropa. Es una diferencia importante, no cabe duda, pero estamos convencidos de que mucha gente se atrevía a pensar que la diferencia era todavía más importante. En total, en 2014 se gastaron 23.643 millones de euros entre todo el país, el 49% en prendas femeninas, el 29% en prendas masculinas y el 22% en ropa de niños. Como veis, las mujeres llevan la voz cantante.

Otro artículo, en este caso publicado en el portal web Official Press, informaba de que las jóvenes españolas gastan de media 100 euros al mes en ropa. Además, ya se han acostumbrado a hacerlo vía online a través del móvil. Y es que no es para menos. Desde luego, es una de las maneras más cómodas de renovar el armario y apostar por esas prendas que siempre nos han gustado sin que tengamos que gastar un buen dinero en desplazamientos y también dejarnos mucho tiempo en el intento. La verdad es que la llegada de Internet ha sido un bálsamo para todas esas personas amantes de la compra de ropa.

El negocio de la moda es uno de los que mejor funcionan en España. Solo hace falta ver cómo están las grandes tiendas de las principales ciudades de nuestro país durante un día cualquiera… o ver el tráfico que registran sus páginas web y aplicaciones de compra. El negocio de la moda vive su Edad de Oro y el de la moda femenina se encuentra también en esa tesitura. Así nos lo han confirmado los profesionales de HHG, una entidad dedicada a la venta de ropa femenina al por mayor.

¿Puede existir un margen de mejora para la moda femenina?

Es la gran pregunta que nos hacemos aquellas personas a las que nos gusta estudiar el comportamiento de este sector. La verdad es que pensamos que sí que puede existir un margen de mejora en este sector. La explicación es simple: hay varios públicos objetivos que todavía no se han estudiado con detenimiento: uno de ellos es el de las mujeres que necesitan grandes tallas, un público que está expectante y que necesita soluciones para sus demandas. Por otra parte, nos encontramos con el público anciano, que nunca suele encontrar todo lo que quisiera en las superficies dedicadas a la venta de ropa.

Así que sí, desde luego, existe un margen de mejora que nos parece bastante importante y reseñable en los momentos en los que nos encontramos. Y creemos que, casi con total seguridad, se van a tener en cuenta esas cuestiones que mencionábamos en el párrafo anterior para hacer todavía más potente al sector de la moda en nuestro país. Está claro que eso, además, repercutirá de una manera positiva en lo que tiene que ver con la felicidad de esas personas en las que muchas empresas todavía no se han fijado pero que van a constituir uno de los públicos femeninos más importantes en el futuro.

Deja una respuesta